PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Alergia a aditivos alimentarios
La alergia y la intolerancia a aditivos alimentarios son problemas diferentes que comparten un mismo origen. Presentamos la información básica para convivir con este problema y evitar sus reacciones más comunes.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Causas y síntomas de la alergia a aditivos alimentarios

Causas y síntomas de la alergia a aditivos alimentarios

Los trastornos respiratorios se encuentran entre los síntomas más frecuentes de la alergia a los aditivos alimentarios.

Los síntomas más frecuentes que tienen lugar en los casos de alergia a aditivos no son diferentes de cualquier otra alergia alimentaria. Las alteraciones más habituales se sitúan a nivel respiratorio dando como consecuencia cuadros asmáticos o de rinitis en las personas afectadas, con dificultad para respirar, disnea, tos, mucosidad, ruidos respiratorios…

Del mismo modo, la sintomatología dermatológica suele estar presente y se manifiesta por medio de enrojecimiento, picor, dermatitis, prurito, hinchazón, etcétera. Además, a nivel de las mucosas se pueden producir los efectos de inflamación y picor. Ante estos síntomas es importante estar alerta y si adquieren un carácter mayor acudir al médico cuanto antes.

También son comunes los casos en los que se da una excesiva sudoración, diarrea, náuseas, vómitos, dolores musculares, debilidad, fatiga, migraña y en algunos casos graves incluso arritmias.

Si la respuesta a la alergia es muy severa puede tener lugar una reacción anafiláctica, que es una alteración inmediata, intensa, generalizada y que afecta, por lo menos, a dos órganos del cuerpo. Esta reacción anafiláctica puede llegar a tener consecuencias fatales, provocando la muerte de la persona alérgica por un fallo cardíaco o respiratorio.

Causas de la alergia a los aditivos alimentarios

No existe ningún grupo de población especialmente sensible a este tipo de reacciones a aditivos y suele ser una cuestión puramente personalizada. Las causas de estas alergias a los aditivos alimentarios se deben preferentemente a una sensibilización en el sistema inmune del sujeto afectado que detecta que existen ciertos riesgos donde no debería haberlos.

También se ha especulado con que el desencadenante de este tipo de reacciones tiene relación directa con la cantidad de aditivos que se consuman, siendo más probable el riesgo a mayor cantidad tomada en la dieta, estando este último apartado pendiente de consensuar por los expertos de la materia.

Actualizado: 3 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD