PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

En España, un tercio de la población necesita más vitamina D

Suplemento vitamina D

29 de Diciembre de 2011

Un estudio reciente ha puesto de manifiesto que aproximadamente la tercera parte de la población española presenta un déficit de vitamina D, y esto a pesar de vivir en uno de los países con más horas de sol de Europa. Sin embargo, en invierno, con la disminución de las horas de luz solar, resulta más difícil exponernos al sol el tiempo recomendado por los expertos para mantener unos niveles adecuados de vitamina D.

La vitamina D es imprescindible porque contribuye a que el organismo absorba el calcio correctamente y favorece, por tanto, que se mantenga la densidad mineral ósea y se prevenga la osteoporosis, una afección que provoca el debilitamiento progresivo de los huesos y la consecuente aparición de fracturas. La llegada del frío, además, también invita a quedarse en casa o en espacios cerrados, lo que favorece el sedentarismo, otro enemigo natural de nuestros huesos.

Se debe incrementar, sobre todo en invierno, el consumo de alimentos como el pescado azul, los cereales, y la leche y  productos lácteos que han sido enriquecidos con vitamina D

Los expertos advierten que esto es especialmente peligroso en el caso de las mujeres que han alcanzado la menopausia, ya que se ha detectado que casi el 64% de las españolas en esta situación carecen de niveles apropiados de vitamina D, lo que las hace particularmente susceptibles a desarrollar osteoporosis. Por ello recomiendan que, sobre todo en invierno, se incremente el consumo de alimentos ricos en esta vitamina, como el pescado azul (sardinas, atún, salmón, caballa, anchoa…), los cereales, y la leche y los productos lácteos que han sido enriquecidos con vitamina D, y que esto se acompañe de la práctica regular de ejercicio físico.

Como explica la doctora María Gea Brugada, especialista en osteoporosis, el calcio y la vitamina D resultan vitales para proteger la salud de nuestros huesos, y con unas sencillas medidas como controlar que la dieta aporte una cantidad suficiente de estos nutrientes y evitar el sedentarismo y el consumo de alcohol y tabaco, podemos contribuir a prevenir las enfermedades que los deterioran.

Fuente: NUSA (Nutrición y Salud)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD