PUBLICIDAD

Pregorexia
La pregorexia o anorexia de la embarazada es un trastorno de la conducta alimentaria poco conocido todavía, pero cuyas consecuencias pueden llegar a ser muy graves tanto para la madre como para el feto.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Prevención y tratamiento de la pregorexia

Una joven con un trastorno alimentario en la consulta del médico

La pregorexia es un trastorno con base psiquiátrica y debe ser manejada por un equipo médico multidisciplinar.

Al tratarse de una enfermedad de base psiquiátrica, para el tratamiento de la pregorexia es necesario un equipo multidisciplinar especializado en este tipo de alteraciones que debe incluir tanto un médico psiquiatra, obstetra, psicólogo como un dietista-nutricionista, enfermeros, etcétera, para poder así tratar de manera global la situación.

El profesional que debe guiar el proceso recuperador, así como indicar las pautas generales que se han de seguir, debe ser el psiquiatra o el psicólogo y el resto de los profesionales irán al unísono en el tratamiento. De esta manera se conseguirá un mayor éxito y una mejora notable en la paciente.

Prevención de la pregorexia

De cara a la prevención de la pregorexia, hay que vigilar muy estrechamente a las mujeres embarazadas que han padecido previamente anorexia nerviosabulimia o algún otro trastorno de la conducta alimentaria. Ante cualquier signo de alteración en el comportamiento ante la comida, ponerse en contacto con un equipo especializado.

Es importante intentar normalizar las horas de las comidas y crear un ambiente relajado y distendido durante las mismas para rebajar la tensión. La familia o acompañantes de la gestante no deberían perder de vista a la mujer pregoréxica, pero todo ello sin forzar o agobiar con las cantidades de los platos o los ingredientes utilizados, ya que puede ser contraproducente y empeorar el pronóstico.

Lo más prudente en cuanto a la prevención del trastorno de la pregorexia consiste en que la embarazada sepa cómo mantener una alimentación saludable, completa y variada, y la lleve a cabo. Pero también debe aprender a disfrutar de la comida en todo su esplendor, sin dejar de mirar la báscula.

Actualizado: 17 de Abril de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD