Sentadillas: guía para hacerlas bien
Las sentadillas son un completo ejercicio que ayudan a tonificar los músculos de piernas, glúteos y abdomen con poco esfuerzo. Descubre la técnica para hacerlas correctamente, y trucos para obtener resultados evitando lesiones.

Técnica para hacer bien una sentadilla y posibles riesgos

Actualizado: 18 de septiembre de 2020

Es muy importante mantener una buena postura mientras se hacen las sentadillas, pues hacerlo de manera incorrecta puede echar por la borda todos los esfuerzos e incluso provocar lesiones en las articulaciones implicadas en esta actividad. Adrián Molinero, entrenador personal, nos expone que lo principal es tener una buena movilidad en las articulaciones implicadas en la ejecución del ejercicio –tobillos, rodillas y cadera–, pues una buena flexión de las tres va a permitir bajar más y hacerlo mejor.

Para hacer bien una sentadilla o squat es importante mantener los pies bien apoyados sobre el suelo, pues no hay que olvidar que son la base de todo el cuerpo. Levantar los talones al subir o bajar o desplazar el cuerpo hacia delante al hacerla es un error muy común. Asegúrate de que los pies están bien apoyados en todo momento, y empuja el suelo con toda la planta del pie al subir, sobre todo con los talones.

Otro de los errores comunes que se cometen al hacer una sentadilla es doblar la espalda al ejecutarla. “El tronco y la espalda deben estar siempre rectos, aunque se vea que el tronco se inclina un poco hacia delante la columna tiene que estar recta pase lo que pase”, explica Adrián Molinero a Webconsultas.

Riesgos de hacer mal las sentadillas

Flexionar poco la cadera hará que las rodillas vayan hacia delante, cargando todo el peso del ejercicio en ellas y aumentando el riesgo de posibles lesiones en la articulación. También subraya que hay que flexionar bien la rodilla al hacer el movimiento del squat y evitar que se inclinen hacia adentro, todo ello acompañado con una mirada al frente.

Riesgos de hacer mal las sentadillas

Los principales problemas que pueden derivar de una mala técnica durante las sentadillas son las lesiones en las articulaciones implicadas en el movimiento, como en las rodillas, cadera, tobillos y espalda. Además, Adrián expone que no deben hacer este ejercicio las personas que tengan afectadas las articulaciones anteriores, así como artritis en alguna de ellas, aunque advierte que es necesario un análisis individualizado.

También hay que saber que si se hace el ejercicio de manera incorrecta no se obtendrán todos los beneficios de su práctica, por eso es muy importante prestar atención a la técnica y ejecutarla de manera perfecta en cada entrenamiento, especialmente en los HIIT (high intensity interval trainning), en los que hay que hacerlos a gran velocidad.

Creado: 17 de septiembre de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD