PUBLICIDAD

Mascotas
Periquito australiano
El periquito australiano se caracteriza por sus bellos colores, un carácter alegre y vivaz, además de una gran inteligencia, por lo que no es de extrañar que se haya convertido en una de las aves más extendidas como mascota.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Consejos para la compra de un periquito australiano

Periquito australiano en la mano de una persona

Las jaulas del periquito australiano deben ser amplias para que puedan volar.

Antes de adquirir un ave como mascota, siempre es recomendable recordar que lo ideal es visitar algún refugio de animales con el objetivo de ayudar; bien a aquellos animales que han sido abandonados, o bien a aquellos a los que sus cuidadores ya no pueden atender. Si estamos convencidos de querer adquirir un periquito australiano y optamos por la compra, es aconsejable acudir a un criador especializado que nos pueda dar tanto la información adecuada como unas garantías tras la adquisición del ejemplar.

Nos recuerda Juan Carlos Uria, criador de este tipo de aves, que antes de comprar un periquito debemos saber que no se trata de un juguete, sino que es un ser vivo y, como tal, va a requerir de nosotros tiempo para cuidarlo. Y nos hace algunas apreciaciones que está bien tener en cuenta antes de hacernos con un ejemplar para nuestro hogar:

  • Localizar un aviario de referencia, que cuente con todos los permisos legales necesarios y nos informen debidamente sobre el animal.
  • Podemos consultar en algún grupo o foro en la red, como el que ofrece la Asociación Española de Criadores de Periquitos. A través de ellos podemos encontrar información acerca de criadores, pero también sobre cuidados, características, dudas o consultas acerca de estas bellas aves.
  • Una vez en el aviario, debemos observar que el animal no esté enfermo: su comportamiento debe ser vivaz, tiene que tener todas sus plumas, especialmente las de las alas, que no presente una costra por el pico ni por las patas, y que no tenga signos de diarrea.
  • En casa debemos tener preparadas jaulas o voladeras rectangulares preparadas para su llegada, y mejor si son situadas en una zona en la que no haga mucho frío; siendo preferible que los barrotes de la jaula estén colocados de manera horizontal para que las aves puedan agarrarse.
  • Las jaulas del periquito australiano deben ser amplias, que les permitan dar vuelos cortos y ejercitarse. Esto es importante para evitar problemas de salud por falta de ejercicio. Se debe evitar el empleo de jaulas redondas y los espejos; aunque puede ser interesante disponer juguetes específicos para aves en la jaula o voladera.
  • Por último, es importante disponer comederos y bebederos adecuados para el periquito.

Actualizado: 21 de Febrero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD