Galgo español
El galgo español es un perro cariñoso y noble pese a su carácter tímido. La adopción es la mejor opción si estás planteándote convivir con él. Esto es todo lo que necesitas saber para conocerle y ofrecerle los cuidados que necesita.

Características del galgo español como mascota

Actualizado: 20 de abril de 2020

El galgo español es una raza de perro grande, muy reconocible físicamente por su delgadez y altura, además de su pecho profundo. Pueden alcanzar una altura a la cruz de hasta de 70 centímetros y un peso de entre 10 y 25 kilos. Tiene una cabeza larga y estrecha, proporcionada con el resto del cuerpo, que le da una apariencia singular. Su cola es larga y fina, y su pelaje es habitualmente fino y corto –aunque algunos pueden tener pelo duro y áspero–, que puede ser de multitud de colores: tonos atigrados, canela, gris o blanco, entre otros.

Se trata de una raza autóctona de España. Según la Sociedad Real Canina de España, el galgo español era conocido ya por los romanos en la Edad Antigua –hay referencias al galgo ibérico en el tratado romano Cynegeticus de Arriano de Nicodemia escrito en el siglo II a. C.–, aunque suponen que su aparición en la península Ibérica es incluso anterior. La exportación de esta raza a Inglaterra a posteriori, entre los siglos XVI y XVIII, convirtió al galgo español en “el antecesor del galgo inglés”, como explican en un documento de características del galgo elaborado por la Sociedad.

Durante diferentes momentos históricos ha sido una raza de perro que el ser humano ha empleado con fines cinegéticos (caza mayor y caza de liebre) tanto por su rapidez como por su condición física. Sin embargo, ¿en qué situación se encuentra esta raza en la actualidad? Desde SOS Galgos, la asociación sin ánimo de lucro dedicada al rescate y defensa del galgo, responden que ciertamente su origen es ser un perro de campo, habituado a vivir en manada y con un instinto natural para aprovechar sus maravillosas dotes atléticas para garantizar la supervivencia mediante la caza. Pero, lo cierto es que la caza ya no supone un medio de supervivencia ni para él ni tanto menos para el hombre; “se ha convertido en un deporte de competición en el que lo que prima es la victoria sobre sus símiles competidores, para la cual el cazador/galguero entrena hasta la extenuación al pobre animal para obtener el premio”.

Galgo español corriendo

Lo que cuentan desde la asociación se traduce en que una vez que el animal ya no reúne las cualidades necesarias “para asegurar la victoria”, es desechado “de cualquier manera”, desde el abandono a prácticas aún más crueles. “Es a partir de ese momento cuando, en muchos casos las asociaciones y protectoras de animales consiguen rescatarlos, prepararlos y ofrecerlos en adopción a las familias interesadas”, exponen. Las cifras del abandono varían mucho en función de la comunidad autónoma: el sur tiene un índice de abandonos muy superior a otras comunidades del norte de España. También depende de la temporada; siendo común el abandono a partir de febrero –coincidiendo con el fin de la temporada de caza de la liebre–.

Comportamiento del galgo español: un animal noble y generoso

Según SOS Galgos, el galgo es un animal noble y generoso. Creen que aunque casi todos los perros lo son, quizás, dicen, el galgo español lo es un poco más “por ser una raza autóctona que se remonta a lejanas épocas”. Añaden que “suele tener un carácter dócil y apacible, puede pasar varias horas del día durmiendo y le encantan los mimos, a los que responde con gratitud y lealtad”.

También es un perro algo tímido por lo que es más importante si cabe prestar atención al aprendizaje de la socialización durante su etapa de cachorro, e incluso continuar con ese aprendizaje en su etapa adulta. Si se comparte espacio con otros animales o con niños pequeños, el galgo es un buen compañero, ya que se adaptan bien a la convivencia.

Ilustración de un galgo

GALGO ESPAÑOL

CARNET ZOOLÓGICO

  • Nombre científico: Cánidos.
  • Vida media: 14 años.
  • Tamaño: Grande.
  • Peso: 10-25 kilos.
  • Origen: España.

Coste y mantenimiento

  • Ejemplar: Adopción.
  • Alimentación: 40 euros al mes + Visitas al veterinario
 

Creado: 16 de abril de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD