PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Leer a tus hijos les ayuda a desarrollar sus habilidades sociales

Los padres que leen cuentos a sus hijos y juegan con ellos les ayudan a mejorar su atención y sus habilidades sociales, a reducir conductas agresivas o hiperactivas, y a prepararse para su futuro desarrollo escolar.
Escrito por: Natalia Castejón

13/04/2018

Madre leyendo un cuento a su hijo

Los niños cuyos padres les leen cuentos en voz alta y juegan con ellos tienen menos conductas disruptivas o antisociales.

Quizá ya lo hacías sin conocer sus beneficios, pero puedes ayudar a que tus hijos desarrollen mejor sus habilidades sociales compartiendo con ellos juegos y sus primeras lecturas. Un reciente estudio de la Universidad de Nueva York y la Universidad Northwestern (EE.UU.) ha comprobado que los niños cuyos padres les leen cuentos en voz alta y juegan con ellos tienen menos conductas disruptivas o antisociales, además de presentar menos posibilidades de presentar hiperactividad o agresividad y una mejora en la atención.

Los resultados, que se han publicado en la revista Pediatrics, se han obtenido gracias al análisis de 675 familias que participaron en el programa Video Interaction Project, en el que eran grabados en vídeo mientras leían o jugaban con sus hijos de hasta tres años de edad. Esas imágenes fueron analizadas junto al comportamiento y las habilidades de los pequeños a lo largo del tiempo

Los cuentos ayudan a que los niños piensen y empaticen con los personajes, y aprendan a gestionar los problemas

Los investigadores encontraron que los niños cuyos padres les relataban cuentos y pasaban ratos de juegos con ellos con frecuencia tenían un comportamiento, unas habilidades sociales y un desarrollo mejores que los que no tenían este vínculo familiar. Además, un año y medio después del trabajo los menores fueron analizados de nuevo y se mantuvieron las mejoras en las habilidades y en la actitud, algo que les era muy útil de cara al comienzo del colegio y a su futuro desarrollo escolar.

Los cuentos infantiles narran por lo general historias de personajes que se encuentran ante un problema y deben solucionarlo, y leer este tipo de relatos a los niños, según explica Alan Mendelsohn, principal autor del estudio, les ayuda a pensar y a empatizar con los personajes –si se sienten felices o tristes– y les enseña cómo gestionar los sentimientos y las dificultades, además de crear un vínculo especial con sus padres.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD