PUBLICIDAD

Los bebés con defectos cardiacos alertan de cardiopatías en la madre

Las mujeres que dan a luz hijos con alguna cardiopatía congénita podrían sufrir problemas de corazón en el futuro, por lo que tener un bebé con este diagnóstico puede predecir el riesgo cardiovascular de la madre.
Escrito por: Natalia Castejón

04/04/2018

Bebé en el siendo por problemas cardíacos

Las mujeres que tienen hijos con defectos cardiacos tienen más estrés psicosocial.

Los bebés que nacen con defectos cardiacos podrían ayudar a predecir el riesgo que tienen sus madres de presentar algún problema cardiovascular en el futuro. Este ha sido el principal hallazgo que han encontrado un grupo de investigadores de la University of Montreal Hospital Research Centre (Canadá).

La investigación, publicada en la revista Circulation, ha incluido a 1.084.251 mujeres que dieron a luz en Quebec, Canadá, entre los años 1989 y 2013, y cuya salud fue analizada hasta 25 años después del nacimiento de sus hijos, teniendo en cuenta su historial médico relacionado con las enfermedades cardiovasculares, como insuficiencia cardiaca, problemas ateroscleróticos, ataque al corazón y el trasplante de este órgano.

Las mujeres cuyos bebés nacieron con defectos cardiacos críticos tenían un 43% más riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en el futuro

Los resultados del estudio revelaron que, en comparación con las mujeres que dieron a luz a niños sanos, aquellas que tenían hijos con defectos cardiacos críticos tuvieron un 43% más riesgo de ser atendidas en centros sanitarios por problemas cardiovasculares, mientras que el porcentaje de riesgo fue un 24% superior si sus bebés tenían patologías de este tipo, pero no eran críticas.

Los investigadores desconocen cómo se produce esta relación entre la enfermedad de los niños y el riesgo cardiaco futuro de sus progenitoras, y afirman que no se puede excluir la posibilidad de que se trate de un componente genético.

Las madres de bebés con problemas de corazón tienen más estrés

En el estudio también se recoge que el 85% de los bebés que nacen con problemas en el corazón sobreviven más allá de la adolescencia, por lo que, según Nathalie Auger, autora del estudio, los cuidados de estos niños podrían suponer un estrés psicosocial y financiero para las madres, lo que a largo plazo puede aumentar las probabilidades de que desarrollen enfermedades cardiacas.

Los autores han hecho hincapié en que este descubrimiento puede beneficiar a las mujeres que tienen hijos con este diagnóstico cardiaco, pues les alerta de un posible riesgo y hace posible que comiencen de manera muy precoz estrategias de prevención de enfermedades del corazón, explica Nathalie Auger.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD