PUBLICIDAD

Más de dos horas de pantallas afectan a la inteligencia de los niños

Pasar demasiado tiempo de ocio frente a pantallas de dispositivos electrónicos, junto a un sueño insuficiente o la falta de ejercicio, puede interferir en el correcto desarrollo cognitivo de los niños de entre 8 y 11 años.
Escrito por: Natalia Castejón

28/09/2018

Más de dos horas de pantallas afectan a la inteligencia de los niños

Photo by Brett Sayles from Pexels

Los niños que abusan de las pantallas, ya sea del teléfono móvil, de la tablet, del ordenador o de la televisión, tienen un peor desarrollo cognitivo e inteligencia que los que hacen un uso moderado de ellas. Así lo ha demostrado un estudio, llevado a cabo por un grupo de la Universidad de Ottawa (Canadá), que se ha publicado en la revista The Lancet Child & Adolescent Health.

En la investigación, se analizó el comportamiento de 4.520 niños entre 8 y 11 años de 20 lugares de Estados Unidos, a los cuales se les pidió que siguieran el plan Movimientos 24 horas, una serie de recomendaciones para el bienestar de los más pequeños. Entre esos consejos se encontraba practicar ejercicio moderado o vigoroso al menos una hora al día, dormir entre 9 y 11 horas y no sobrepasar las dos horas de exposición a las pantallas.

Los niños estuvieron una media de 3,6 horas utilizando este tipo de dispositivos, el 36% de ellos respetó las pautas de tiempo de pantallas y solo el 17% hizo la cantidad de ejercicio estipulada. Los resultados de las seis pruebas a las que fueron sometidos –memoria episódica y de trabajo, habilidades del lenguaje, atención, función ejecutiva y velocidad de procesamiento– demostraron que cuantas más recomendaciones cumplían los pequeños mejores eran sus capacidades, especialmente la limitación del tiempo con las tecnologías.

Por cada hora de exposición a las pantallas en edad preescolar se reduce 26 minutos su tiempo de sueño

La importancia de las horas de sueño

Otro de los factores muy importantes y determinantes es el tiempo que pasan los menores durmiendo, un periodo clave para el desarrollo de la plasticidad del cerebro. Al parecer, y según este estudio, solo la mitad de los niños dormían el tiempo recomendado, entre 9 y 11 horas. En muchas ocasiones, el uso de las pantallas está relacionado con esa falta de sueño de manera directa, haciendo que el pequeño esté usándolas en vez de estas descansando, o indirecta, utilizándolas poco antes de dormir, lo que impide que la melatonina haga su labor.

Un estudio de la Universidad de Londres, cuyo principal autor fue Tim Smith, encontró que por cada hora que usaban las pantallas los niños en edad preescolar se reducían 26 minutos de sueño. También un estudio reciente del Centro Reina Sofía daba datos alarmantes, pues en España los jóvenes entre 14 y 24 años afirmaron perder horas de descanso nocturno por estar en las redes sociales, un hecho que afecta al rendimiento físico e intelectual.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD