PUBLICIDAD

Andar o correr en la cinta ayuda a reducir el dolor menstrual

Las mujeres que realizan ejercicio aeróbico, como correr o andar en la cinta, podrían reducir significativamente el dolor causado por la menstruación, además de mejorar su calidad de vida a largo plazo.
Escrito por: Natalia Castejón

09/07/2019

Mujer corriendo en la cinta para reducir el dolor menstrual

Son muchos los estudios que han determinado que el ejercicio físico es bueno antes y después de la menstruación, pues es capaz de aliviar los dolores propios de esta etapa del ciclo menstrual. Y ahora una nueva investigación ha determinado que andar o correr en una cinta podría ser una buena manera de deshacerse de las molestias del periodo, además de mejorar la calidad de vida de las mujeres.

En el trabajo, que se ha publicado en la revista Contemporary Clinical Trials, participaron 70 mujeres de entre 18 y 43 años que tenían dolor menstrual o dismenorrea. Todas ellas realizaron un entrenamiento aeróbico en cinta tres veces a la semana durante cuatro semanas, empezando a hacerlo después del último día de su periodo, y combinándolo con ejercicio en casa no supervisado durante seis meses.

Las mujeres que hicieron ejercicio aeróbico en cinta tuvieron un 6% menos de dolor menstrual tras cuatro semanas, y un 22% menos tras seis meses

Tras ese tiempo rellenaron unos cuestionarios que pretendían medir el nivel de dolor, y la calidad de sueño y de vida de las participantes. Los resultados, tras realizar las comparaciones con los de un grupo de control, indicaron que aquellas que realizaron el ejercicio en la cinta tuvieron un 6% menos de dolor tras cuatro semanas, y hasta un 22% menos de molestias cuando siguieron con el ejercicio seis meses más.

Menos dolor, pero sin mejoras en la calidad del sueño

Además, según Leica Claydon-Mueller, profesora de la Universidad Anglia Ruskin (ARU) y principal autora del estudio, ha declarado haber obtenido también mejoras en su calidad de vida y una reducción del dolor después de cuatro y siete meses. Sin embargo, no hubo diferencias entre el sueño de las personas que hicieron ejercicio y las que no.

Los investigadores creen que este hallazgo podría ayudar a muchas mujeres que sienten molestias y dolores agudos antes y durante el periodo, hasta el punto de que pueden llegar a limitar su vida, impidiéndoles llevarla con normalidad. Por ello, recomiendan que se practique ejercicio aeróbico, como andar o correr en cinta, para controlar mejor los dolores menstruales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD