PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Monta tu propio gimnasio en casa
Si te falta tiempo o dinero para ir al gym, se acabaron las excusas para no hacer ejercicio. Aquí encontrarás todo lo que necesitas para entrenarte en casa y a bajo coste montando tu propio gimnasio casero.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Material básico para montarte un gimnasio en casa

Ejercicios abdominales en el salón

Sin complicarte mucho la vida, con dos cosas básicas puedes convertir tu salón en un gimnasio.

Las personas que quieran poner a trabajar al corazón y así beneficiarse de los ejercicios aeróbicos (prevención de enfermedades cardiovasculares, quema de calorías, mejor regulación de los niveles de colesterol, triglicéridos o glucosa en sangre, etcétera) también pueden ejercitarse sin salir del salón. Para ello, bastará con que nos hagamos con el material básico para montarte nuestro propio gimnasio en casa:

  • Comba

    Una comba

    Mucho más sencillo y barato es comprar una cuerda para saltar a la comba. Con ella se pueden hacer series combinadas con otro tipo de ejercicios o simplemente dar brincos durante una duración determinada; y es que, por ejemplo, saltar a la comba durante 10 minutos quema unas 90 kilocalorías (aunque esta cifra depende de varios factores como el peso, el sexo o la intensidad y rapidez de los saltos…). Puedes hacerte con una cuerda para saltar por tan sólo unos cuatro euros, aunque las hay incluso electrónicas que van contando el número de botes que vamos haciendo, el tiempo y las calorías consumidas.

  • Escalón de step

    Escalón de step

    Si los vecinos del piso de abajo llaman a la puerta quejándose del constante ruido de los saltos, una opción más silenciosa, aunque también algo más cara, es la de adquirir un escalón de step con el que, a ritmo de buena música, se pueden quemar bastantes calorías. Por unos 25 euros se puede tener este aparato en casa.

    Igualmente, es posible (y, normalmente, más común) hacer otro tipo de ejercicios en casa, desde los clásicos de musculación hasta algunos de tonificación y estiramiento.

  • Mancuernas

    Mancuernas

    Con este fin, un material imprescindible para montar un mini-gimnasio en casa son un par de mancuernas con diferentes pesos; de esta manera, las mancuernas podrán servir para todos los miembros de la familia tan sólo modificando los discos de kilos a las condiciones físicas de cada uno de ellos. Un juego de dos mancuernas de hasta 10 kilos y un precio de 30-40 euros por las dos puede ser suficiente para un entrenamiento básico general, pero, si se desea un trabajo muscular superior, habrá que optar por unas de 20, 30 e incluso más kilos.

  • Bandas elásticas

    Bandas elásticas

    También son un elemento casi imprescindible para ejercitarse en casa. Con ellas se puede meter más intensidad y variedad a los ejercicios de musculación, pero también pueden formar parte de una tabla de estiramientos. Hay muchísimos modelos, tamaños y tipos, pero las más básicas cuestan unos tres euros.

  • Esterilla

    Esterilla

    Para hacer una tabla aún más completa de ejercicios en la que se abarque todos los grupos musculares es conveniente tener una esterilla, con el fin de poder hacer ejercicios de suelo de una forma más cómoda. Puedes encontrarlas de muchos precios distintos, aunque las más baratas rondan los tres euros.

  • Fitball

    Fitball

    Para completar el programa de entrenamiento una bola de fitball puede ampliar mucho las posibilidades de ejercicio casero. Es importante elegir la más adecuada según la altura de la persona que la vaya a utilizar, por lo que, si los miembros de la familia son muy dispares en tamaño, desgraciadamente no podrán compartirla. El precio de las fitball se encuentra a partir de los 10 euros, pero abultan bastante y no es cómodo tener repartidas varias de ellas por toda la casa por su volumen; siempre es posible hincharlas y deshincharlas, pero la pereza de hacerlo cada día será la excusa perfecta para no hacer nuestra tabla de ejercicios en casa, y eso es lo contrario a lo que buscamos.

  • Cinta de correr

    Una cinta de correr o una bicicleta estática

    Son los clásicos aparatos para hacer ejercicio aeróbico en casa, siempre que el presupuesto lo permita, claro. Las hay de muchos tipos según lo que podamos invertir en ella, desde las más básicas a algunas con monitores y programas para simular que corremos por parques o ciudades.

Actualizado: 25 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD