El COVID leve puede causar problemas de movilidad en mayores de 50

Los mayores de 50 años que superan un COVID-19 leve o moderado tienen más riesgo de tener problemas de movilidad en tareas sencillas del día a día, incluso aunque no hayan sido hospitalizados por la enfermedad.
Escrito por: Natalia Castejón

17/01/2022

COVID leve también altera la movilidad

El COVID-19 puede tener efectos en nuestra salud también después de haber pasado la enfermedad, es lo que se llama COVID persistente. Y con la aparición de ómicron, dudosamente adjetivada como ‘más leve’ muchas personas parecen haber dejado de lado ese importante matiz, ya que las secuelas pueden llegar a aparecer a largo plazo. Así lo atestigua un estudio realizado por investigadores de varias universidades canadienses, entre ellas la Dalhousie University, que ha descubierto que las personas mayores de 50 años que pasan un COVID, incluso de forma leve o moderada, podrían tener más riesgo de problemas de movilidad en tareas sencillas del día a día.

PUBLICIDAD

El trabajo se realizó con los datos de más de 24.000 personas de más de 50 años de Canadá, que se tomaron durante la fase inicial de la pandemia, concretamente en el confinamiento de 2020. Se estudiaron los problemas de movilidad de los participantes como, por ejemplo, la capacidad de levantarse de una silla, de bajar o subir escaleras sin ayuda, andar dando varias vueltas al vecindario, practicar ejercicio o tareas como moverse por la casa o hacer las tareas domésticas.

Los resultados de poner en relación todos esos datos, que pueden leerse en la revista JAMA Network Open, indicaron que las personas mayores de 50 años presentaron cambios adversos en la movilidad y en la función física después de un COVID-19 leve o moderado, en comparación con aquellos que no habían pasado la enfermedad.

PUBLICIDAD

Más riesgo si se tienen ingresos bajos y peor nutrición

Concretamente se observó que aquellos que se habían contagiado con el SARS-CoV-2 tenían casi el doble de probabilidades de presentar peor movilidad y función física, a pesar de que hubiese sido una enfermedad con carácter leve o moderado. De las 2.748 personas del estudio con COVID-19 confirmado, probable o sospechoso, el 94 por ciento no fue hospitalizado. Además, también tuvieron el doble de riesgo de que empeorase su capacidad para hacer actividades domésticas y actividades físicas.

Los mayores de 50 años con COVID-19 leve o moderado tuvieron el doble de riesgo de problemas de movilidad, como bajar o subir escaleras sin ayuda

“Nuestros resultados mostraron que había un mayor riesgo de problemas de movilidad en las personas mayores, con ingresos más bajos, con tres o más afecciones crónicas, poca actividad física y peor nutrición. Sin embargo, esos factores por sí solos no explicaron los problemas de movilidad que observamos entre las personas con COVID-19”, ha explicado Marla Beauchamp, autora del estudio.

PUBLICIDAD

Además, creen que se deben desarrollar una serie de estrategias de rehabilitación para los adultos que no requieren hospitalización debido al COVID-19, pero que aún así necesitan apoyo para recuperar totalmente su movilidad y su función física.

Actualizado: 18 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD