El uso de estatinas puede reducir el riesgo de COVID grave y muerte

Un nuevo estudio encuentra que los pacientes ingresados en el hospital por COVID-19 que estaban en tratamiento con estatinas para bajar el colesterol tuvieron menos riesgo de enfermedad grave y hasta un 37% menos riesgo de muerte.
Escrito por: Eva Salabert

25/10/2022

Estatinas: reducen la gravedad del COVID

Las estatinas son medicamentos que se utilizan de manera habitual para reducir los niveles de colesterol, por lo que suelen emplearse en el tratamiento de la hipercolesterolemia. Como ya ha ocurrido con otros fármacos, se ha descubierto que su consumo podría tener otras ventajas para la salud, además de prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares; en concreto, un nuevo estudio presentado en la reunión anual de la American Society of Anesthesiologists y en el que han participado más de 38.000 pacientes sugiere que las estatinas reducen la gravedad del COVID-19 y el riesgo de morir por su causa.

PUBLICIDAD

“Si bien no existe una 'solución mágica' para ayudar a los pacientes que están muy enfermos con COVID-19, las estatinas disminuyen la inflamación, lo que puede ayudar a reducir la gravedad de la enfermedad”, ha afirmado el Dr. Ettore Crimi, autor principal del estudio y profesor de anestesiología y medicina de cuidados intensivos en la Universidad de Florida Central, en Orlando (EE.UU.). “Los resultados de nuestro estudio mostraron claramente que el uso regular de estatinas está asociado con un menor riesgo de muerte y mejores resultados en pacientes hospitalizados con COVID-19”.

Este estudio es uno de los más extensos sobre el uso regular de estatinas en pacientes con COVID-19, aunque no es la primera vez que se encuentra que el consumo de estos medicamentos puede disminuir las probabilidades de desarrollar un COVID grave, ya que un estudio realizado por científicos españoles del CIBERDEM en la Universitat Rovira i Virgili (URV) y el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV) en noviembre de 2020 descubrió que los pacientes que siguen un tratamiento con estatinas y se infectan con el coronavirus SARS-CoV-2 tienen entre un 22% y un 25% menos riesgo de morir por la enfermedad.

PUBLICIDAD

37% menos riesgo de morir por COVID en los usuarios de estatinas

Los investigadores analizaron los registros médicos electrónicos de 38.875 pacientes que habían sido ingresados por COVID-19 en 185 hospitales de Estados Unidos entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2020. El 30% de ellos tomaba estatinas con regularidad para tratar el colesterol alto, y comprobaron que los usuarios de estatinas tenían un 37% menos riesgo de morir por COVID-19 que los que no tomaban estos fármacos.

“El uso regular de estatinas está asociado con un menor riesgo de muerte y mejores resultados en pacientes hospitalizados con COVID-19”

Además, los usuarios regulares de estatinas tenían significativamente menos probabilidades de ser enviados a la unidad de cuidados intensivos (UCI) o a cuidados paliativos, o desarrollar coágulos de sangre. Sus estancias en el hospital también fueron más breves y estuvieron menos tiempo con un ventilador.

PUBLICIDAD

El COVID-19 provoca inflamación, pero también en algunos pacientes su propio sistema inmunitario desencadena una mayor inflamación porque responde de forma excesivamente agresiva a la infección por coronavirus –algo que se ha denominado ‘tormenta de citoquinas’–, y esta potente reacción causa una gran parte de los problemas que sufre el cuerpo, incluyendo dificultades para respirar y daños a los pulmones, los riñones, el corazón, el cerebro y el sistema vascular. Las propiedades antiinflamatorias de las estatinas “enfrían el proceso” para que la enfermedad no sea tan grave, ha explicado el Dr. Crimi.

“Esta investigación ilustra la importancia de evaluar medicamentos que podrían reutilizarse para ayudar a los pacientes de maneras distintas a las previstas”, ha dicho el Dr. Crimi, que concluye: “Nuestros resultados sugieren que las estatinas podrían ser una solución rentable adicional contra la gravedad de la enfermedad de COVID-19 y deberían estudiarse más a fondo”.

Actualizado: 26 de octubre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD