La vacuna de Astrazeneca anti-COVID-19 muestra una eficacia del 70%

La vacuna contra el COVID-19 de AstraZenena y Oxford, AZD1222, muestra una eficacia media del 70% sin efectos adversos graves en los resultados preliminares de ensayos clínicos en fase II/III, pudiendo alcanzar el 90%.
Escrito por: Eva Salabert

23/11/2020

La vacuna de Astrazeneca anti-COVID-19

La compañía AstraZeneca ha anunciado en un comunicado que los resultados preliminares de un análisis intermedio de ensayos clínicos en fase II /III de AZD1222 –su vacuna contra el coronavirus– realizados en el Reino Unido y Brasil, en el que se evalúan la eficacia y seguridad del medicamento que está desarrollando en colaboración con la Universidad de Oxford han demostrado que el fármaco presenta una eficacia media del 70,4% cuando se combinan los datos de dos regímenes de dosificación.

La vacuna de AstraZeneca, denominada AZD1222, se administra en dos dosis con un mes de diferencia, y ha sido ensayada en dos regímenes de dosificación diferentes. Así, ha tenido un 90% de eficacia en uno de los grupos de estudio en el que se administró primero media dosis y posteriormente una dosis completa, y un 62% de eficacia con dos dosis completas con al menos un mes de diferencia en otro grupo de análisis, por lo que han establecido que la eficacia media es del 70%, una cifra a priori inferior a las anunciadas por Pfizer y BioNTech –que protege un 90%– y Moderna, que protege al 95% de los casos evaluados.

La protección contra el COVID-19 de la vacuna de AstraZeneca y Oxford se produce 14 días o más después de recibir las dos dosis de las que está compuesta

Sin embargo, si se escoge el regímen de dosificación que ha demostrado tener una eficacia de alrededor del 90% "se podrían vacunar más personas con el suministro de vacunas planificado", tal y como ha declarado Andrew Pollard, director del Oxford Vaccine Group.

La eficacia media de la vacuna de la gripe es de alrededor del 60%, por lo que cualquiera de estas profilaxis la supera. AstraZeneca ha informado de que un comité independiente ha comprobado la seguridad de sus datos y ha determinado que la protección contra el COVID-19 de su vacuna se produce 14 días o más después de recibir las dos dosis de las que está compuesta. Sin embargo, el análisis completo de los resultados provisionales no ha sido publicado aún en ninguna revista científica para que puedan ser revisados por pares, un proceso clave al que tampoco se han sometido de momento ni Pfizer ni Moderna.

Una vacuna contra el coronavirus bien tolerada

AZD1222 ha sido desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford y su empresa Vaccitech, y emplea un vector viral de chimpancé de replicación deficiente basado en una versión debilitada de un virus del resfriado común (adenovirus), que provoca infecciones en los chimpancés y contiene el material genético de la proteína espiga (spike) del virus SARS-CoV-2.

"Después de la vacunación, se produce la proteína 'spike', lo que prepara al sistema inmunológico para atacar el virus SARS-CoV-2 en caso de que este infecte el cuerpo", apuntan en el comunicado. Según la farmacéutica "no se han confirmado eventos de seguridad graves" durante los ensayos clínicos con la AZD1222, que "fue bien tolerada en ambos regímenes de dosificación", ya que no se ha registrado ningún caso grave de COVID-19, ni que haya precisado de ingreso hospitalario entre los alrededor de 23.000 voluntarios que participaron en el estudio.

La vacuna de AstraZeneca se conserva a entre 2 y 8 ºC

Pascal Soriot, CEO de AstraZeneca, ha explicado que “esta vacuna confirma una eficacia y seguridad que impactará inmediatamente en la emergencia de salud" que atraviesa el mundo, y que solo precisa de una temperatura de entre 2 y 8 ºC, el frío que puede generar un frigorífico convencional, para ser manipulada, transportada y almacenada durante al menos seis meses, lo que simplifica la “cadena de suministro" de la vacuna.

La compañía ha informado de que están llevando a cabo ensayos con el fármaco en Estados Unidos, Japón, Rusia, Sudáfrica, Kenia y América Latina, y planificando su puesta en marcha en otros países europeos y asiáticos, que en total incluirán hasta 60.000 participantes a nivel mundial, y solicitará de inmediato su aprobación"condicional o anticipada" a las autoridades de todo el mundo. Su intención es producir hasta 3.000 millones de dosis de su vacuna en 2021 de forma continua, una vez reciban la aprobación regulatoria.

Por otro lado, el precio de casi dosis rondaría los 3 euros, muy inferior a las estimadas para las dosis de Pfizer (15€) y de Moderna (21€). A finales de octubre el Gobierno español autorizó la compra de más de 30 millones de dosis de esta vacuna británica.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD