Un fármaco español, prometedor para tratar cáncer de páncreas avanzado

Científicos españoles del VHIO desarrollan un medicamento contra el cáncer que demuestra su seguridad y eficacia en un ensayo con 41 pacientes con tumores sólidos avanzados de páncreas, colon, cabeza y cuello, ovario y próstata.
Escrito por: Eva Salabert

16/12/2022

Paciente con cáncer de próstata que ha sido tratado con el nuevo fármaco

Un medicamento contra el cáncer –MSC-1– desarrollado por investigadores españoles del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) ha abierto una vía de esperanza para los pacientes con tumores sólidos avanzados, ya que en los ensayos preliminares ha demostrado su seguridad y eficacia en el tratamiento de tumores sólidos avanzados, por lo que se incluirá en un ensayo clínico a nivel internacional.

PUBLICIDAD

En el primero de los ensayos con el fármaco MSC-1 han participado 41 pacientes con cáncer de páncreas, colon, cabeza y cuello, ovario y próstata, que en todos los casos se encontraban en una fase avanzada de la enfermedad y a los que se habían administrado diferentes tratamientos oncológicos previamente. Todos los pacientes han tolerado bien el fármaco y no han sufrido toxicidad ni efectos adversos graves asociados al tratamiento, según ha informado el hospital en un comunicado. Además, se han analizado biopsias de los pacientes para comprender el mecanismo de actuación del medicamento.

Medicina de precisión adaptada a cada paciente de cáncer

Joan Seoane, investigador ICREA y codirector del Programa de Investigación Preclínica y Traslacional del VHIO, ha declarado que el objetivo del MSC-1 es bloquear la proteína LIF, que “está involucrada en diversos procesos fisiológicos y patológicos y participa por dos vías en el desarrollo embrionario: protege al embrión del sistema inmunitario de la madre promoviendo un ambiente inmunosupresor, y promueve la proliferación de células madre durante el desarrollo del embrión”.

En un paciente con cáncer de páncreas avanzado y que había sido tratado antes con cuatro medicamentos diferentes, el tumor experimentó una reducción del 40%

Los investigadores comprobaron durante el ensayo que el tumor detuvo su crecimiento en nueve (23,7%) de los 41 pacientes, y en el caso de un paciente con cáncer de páncreas avanzado y que había sido tratado antes con cuatro medicamentos diferentes, el tumor experimentó una reducción del 40%. “En el primer ensayo de MSC-1 en humanos se han observado las primeras evidencias de actividad inmunoactivadora a través del estudio de las biopsias realizadas. La presencia de biomarcadores de activación inmunológica en el ambiente tumoral apoya la hipótesis terapéutica de MSC-1”, ha asegurado el Dr. Seoane.

PUBLICIDAD

Los resultados del estudio se han publicado en ESMO Open y han demostrado que el tratamiento en combinación con otro fármaco podría ser efectivo. “Estudiar cómo responden al tratamiento los pacientes con determinadas expresiones anormales de LIF nos hace avanzar hacia una medicina de precisión que nos permita tomar las decisiones terapéuticas óptimas para cada paciente y proponer la combinación terapéutica adecuada”, ha destacado el doctor, que añade: “Los resultados de este ensayo avalan nuestra hipótesis de que LIF podría ser una diana terapéutica para tratar a pacientes con tumores sólidos avanzados”. “Ya hemos iniciado un ensayo clínico fase II de MSC-1 en combinación con un agente inmunoterapéutico, anti-PD-L1, en pacientes con cáncer de páncreas avanzado cuyos resultados deberían determinar la eficacia antitumoral del fármaco”.

PUBLICIDAD

Cómo funciona el fármaco MSC-1 contra tumores avanzados

MSC-1 inhibe la proteína LIF y transforma así los macrófagos de un estado inmunosupresor protumoral a un estado inmunoestimulador antitumoral, promoviendo la infiltración de células T en el tumor, tal y como han detallado desde el hospital.

Esto hace que haya una respuesta inmunitaria contra el tumor y un efecto antitumoral. “Hemos observado que la eficacia de MSC-1 se produce, al menos en parte, a través del cambio en las características de los macrófagos y el aumento de la infiltración de células inmunes (células T) para favorecer la inmunidad antitumoral”, ha explicado el Dr. Seoane. El grupo liderado por el Dr. Seoane ha publicado también un nuevo estudio en la revista Clinical Cancer Research en el que se describen los mecanismos moleculares del fármaco MSC-1.

Actualizado: 16 de diciembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD