Reducir la grasa de la lengua podría mejorar la apnea del sueño

La obesidad es uno de los factores de riesgo de la apnea del sueño, ahora un grupo de investigadores ha descubierto que reducir la grasa de la lengua podría ser un objetivo para mejorar los síntomas de estos pacientes.
Escrito por: Natalia Castejón

10/01/2020

Reducir la grasa de la lengua puede mejorar la apnea del sueño

Investigadores de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.) han descubierto que una de las maneras de mejorar la apnea del sueño podría ser reduciendo la grasa de la lengua, especialmente en los casos en los que los pacientes no respondan o no puedan usar por cualquier motivo las máquinas de CPAP (presión positiva continua nasal).

El estudio que llevaron a cabo los investigadores, y que se ha publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, incluyó un análisis realizado a un grupo de 67 pacientes con apnea obstructiva del sueño de gravedad leve a severa y que tenían un diagnóstico de obesidad –con un Índice de Masa Corporal (IMC) por encima de 30–.

Los pacientes perdieron casi el 10% de su peso corporal a lo largo de seis meses gracias a la cirugía bariátrica o con un cambio importante en su estilo de vida y los autores les realizaron resonancias magnéticas en la faringe y en el abdomen antes y después de ese tiempo de estudio para conocer cómo afectaba esa pérdida de peso a las vías aéreas de los participantes.

Hasta un 31% de mejora en la apnea del sueño

Los resultados mostraron que esta pérdida de peso en los pacientes redujo su volumen pterigoideo –músculo situado en la mandíbula que se encarga de la masticación– y de la pared lateral faríngea. Esto hizo que mejoraran la puntuación de la apnea del sueño en hasta un 31%, reduciendo las interrupciones en la respiración propias de este problema y que suelen conllevar fuertes ronquidos, interrupciones del sueño y más riesgo de accidentes cerebrovasculares.

Un estudio anterior ya indicó que los pacientes con apnea del sueño tenían lenguas más grandes y grasas, independientemente de si tenían obesidad

El grupo de investigación sabía que la obesidad es uno de los principales factores de riesgo de la apnea del sueño, junto con tener las amígdalas de una tamaño grande o una mandíbula hundida, pero lo que no intuían era el papel tan importante que parece tener la grasa de la lengua. En un estudio publicado en 2014 ya se observó que los pacientes con este trastorno tenían lenguas bastante más grandes y con un mayor cantidad de grasa, incluso en personas sin obesidad.

Los investigadores quieren seguir conociendo más sobre esta asociación que podría convertirse en un nuevo objetivo terapéutico para mejorar la calidad de vida de los pacientes con apnea del sueño e incluso ayudar en el diagnóstico de este trastorno en personas con un índice de masa corporal saludable. Sugieren que los estudios futuros podrían diseñarse para explorar si ciertas dietas bajas en grasa son mejores que otras para reducir la grasa de la lengua y si las terapias para el resfriado, como las que se usan para reducir la grasa del estómago, podrían aplicarse para reducir la grasa de la lengua. Sin embargo, el propio autor del estudio señala que este tipo de intervenciones aún no se han probado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD