PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

Un implante alerta de un posible cáncer creando un lunar artificial

Un implante biomédico es capaz de detectar los niveles elevados de calcio en la sangre –signo de un posible cáncer– y alertar de ello al paciente provocando la aparición de un lunar artificial en la piel.
Escrito por: Natalia Castejón

23/04/2018

Lunar en la piel

El implante tiene una baja durabilidad, solo puede analizar la sangre durante un año.

Un grupo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (Suiza) ha creado un tatuaje biomédico en forma de implante que se coloca bajo la piel y que es capaz de medir los niveles de calcio en sangre de la persona. Cuando estos niveles son elevados –un posible indicador del desarrollo de algunos tipos de cáncer– el dispositivo genera una serie de reacciones que provocan la producción de melanina en la piel, dando lugar a un lunar artificial.

El estudio en el que se ha puesto a prueba el implante se ha publicado en la revista Science Translational Medicine y ha utilizado a ratones de laboratorio para comprobar su efectividad. Los niveles altos de calcio en la sangre (hipercalcemia) pueden ser un signo de alarma del desarrollo de un cáncer, concretamente de mama, próstata, pulmón o colorrectal, unos tumores que cuando se detectan de manera tardía tienen muchas menos posibilidades de cura.

El nuevo implante subdérmico podría detectar de manera precoz los cánceres de próstata, mama, colorrectal y de pulmón

Por este motivo, afirma Martin Fussenegger, uno de los autores de la investigación, este pequeño implante podría constituir un avance en el diagnóstico precoz de esos tipos de cáncer, aumentando la tasa de supervivencia. El científico también afirma que no hay que alarmarse si aparece el lunar, pues esto no significa que la persona vaya a fallecer pronto, sino que debe acudir a su médico para que le realicen un chequeo.

Implante visible también bajo la luz infrarroja

Pero para muchas personas el hecho de tener que observar la zona de la piel donde se encuentra el implante con el propósito de ver si apareció un lunar puede ser un motivo de estrés. Por ello, los investigadores han creado otra opción –que funciona igual que la anterior–, un pequeño implante subdérmico que reacciona ante niveles alterados de calcio, pero en este caso provoca una ligera mancha más grande que un lunar y que solo es visible con luz infrarroja, por lo que se tiene que revisar en las consultas con el médico.

El implante tiene una baja durabilidad, solo puede analizar la sangre durante un año, y después de ese tiempo debe ser reemplazado. Además, este prometedor sistema necesita todavía al menos 10 años de investigaciones, según explican los propios autores del trabajo, pues a día de hoy solo se ha probado con éxito en ratones y en tejido porcino. Pero este método tiene la ventaja de que podría ser utilizado también para detectar otras enfermedades como las neurodegenerativas o los trastornos hormonales, por lo que los investigadores están muy motivados para continuar analizando su efectividad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD