PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

Crean un método que mejora la inmunoterapia contra el cáncer de ovario

Un nuevo método para seleccionar y cultivar los linfocitos T más capacitados para combatir a las células cancerosas ayuda a mejorar la eficacia de la inmunoterapia contra el cáncer de ovario y otros tumores.
Escrito por: Eva Salabert

22/03/2018

Cáncer de ovario

Diseñan un método que identifica los TIL altamente reactivos y consegue que proliferen.

Científicos del Instituto Ludwig de Investigación Oncológica en Lausana (Suiza) han desarrollado un nuevo método para identificar y cultivar un tipo de linfocitos T que resultan muy eficaces para combatir las células malignas del cáncer de ovario, una neoplasia cuya respuesta a la inmunoterapia no es buena por tratarse de tumores con una baja tasa de mutaciones.

Las células cancerosas que portan un significativo número de mutaciones en su ADN expresan proteínas anormales, que se denominan antígenos tumorales o neoantígenos, y los linfocitos T citotóxicos del sistema inmunitario son capaces de identificar pequeños fragmentos mutados de los neoantígenos –los neoepítopos– y actuar destruyendo a las células cancerosas que los presentan. Por ello, en algunos tipos de cáncer como el de pulmón o el melanoma, entre otros, el mayor número de mutaciones permite obtener mejores resultados con inmunoterapia.

La nueva estrategia permitirá que la inmunoterapia resulte eficaz para tratar diversos tipos de tumores en los que todavía no se había utilizado con éxito

Como los neoepítopos son muy variables y hay células cancerígenas que se libran de la acción de los linfocitos, para aumentar su potencial terapéutico los científicos seleccionan los más capacitados y los cultivan para inoculárselos posteriormente al paciente, pero estos linfocitos procedentes del torrente sanguíneo no funcionan bien cuando se trata de tumores sólidos.

Linfocitos T más eficaces contra los tumores de ovario

Otra alternativa es obtener linfocitos infiltrantes de tumores (TIL), que son los que se introducen en el tumor para luchar contra las células cancerígenas, pero como estos no proliferan en los cultivos celulares, no es posible conseguir la suficiente cantidad para combatir el tumor. Sin embargo, los autores de la investigación, que se ha publicado en Nature Communications, han resuelto este problema diseñando un nuevo método que permite identificar a los TIL altamente reactivos y conseguir, además, que proliferen.

Al comparar la actividad de estos linfocitos con la de los procedentes de la sangre periférica se comprobó que los TIL aislados de las muestras de los tumores de ovario de las pacientes –y cultivados en el laboratorio–, eran mucho más eficaces para reconocer a los neoepítopos. George Coukos, coautor del trabajo, ha explicado que la nueva estrategia para obtener TIL contribuirá a que la inmunoterapia se convierta en un tratamiento eficaz para diversos tipos de tumores en los que todavía no se había utilizado con éxito.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD