PUBLICIDAD

Día Mundial de la Diabetes: el apoyo familiar favorece su control

Las personas con diabetes que cuentan con el apoyo de su familia tienen mejor control glucémico y menos riesgo de sufrir complicaciones, al favorecer su adherencia al tratamiento y unos hábitos de vida saludables.
Escrito por: Natalia Castejón

13/11/2018

Día Mundial de la Diabetes: el apoyo familiar favorece su control

Según la International Diabetes Federation (IDF), en torno a 400 millones de personas tienen diabetes en todo el mundo, y las estimaciones indican que esta cifra podría aumentar un 55% hasta 2035. La diabetes es más peligrosa de lo que a veces se piensa pues, según el IDF Diabetes Atlas, cada ocho segundos muere una persona como consecuencia de mantener en el tiempo unos elevados niveles de glucosa o azúcar en sangre. Un problema sin cura, pero que requiere de un adecuado control y cuidados para mantener una buena calidad de vida y evitar sus peligrosas complicaciones.

Un adecuado manejo de la diabetes precisa adoptar unas pautas que son más fáciles de seguir si se cuenta con el respaldo familiar. Tanto es así, que parece ser que disfrutar de un gran apoyo por parte de los seres queridos para sobrellevar la enfermedad mejora la eficacia del control glucémico, en comparación con los pacientes que tienen un respaldo familiar medio o bajo.

Cada ocho segundos muere una persona en el mundo como consecuencia de la diabetes

Esta ha sido una de las conclusiones a las que ha llegado un estudio mexicano publicado en la revista Atención Familiar, que avala la importancia del apoyo de las familias en el abordaje de la diabetes, y que ha servido como tema principal para el Día Mundial de la Diabetes 2018 –que se conmemora cada 14 de noviembre–, este año con el lema Familia y Diabetes. En esta ocasión, además, la campaña de sensibilización y concienciación se va a extender durante dos años, para mejorar la planificación, el desarrollo y la participación en la misma.

Personas realizando ejercicio físico para prevenir la diabetes
 

Cómo puede ayudar la familia a los pacientes con diabetes

En el caso de la diabetes tipo 1 –debida a una insuficiente secreción de insulina por parte del páncreas–, que suele darse en personas jóvenes y niños (diabetes juvenil), aunque puede aparecer a cualquier otra edad, la implicación de sus seres queridos es importante para el diagnóstico precoz de los afectados, el seguimiento de sus niveles de azúcar en sangre, y para ayudarles a cumplir con el tratamiento de la enfermedad, ya que requieren del uso diario de insulina. La atención y cuidados que proporcionan los familiares es especialmente necesaria en los niños o los adultos mayores, que pueden olvidar tomar la medicación, o dejar de lado los hábitos de vida saludables.

En España hay unos 2,5 millones de personas que podrían sufrir ceguera como consecuencia de una diabetes no diagnosticada

En cuanto a la diabetes tipo 2 –en la que no se genera suficiente insulina o se produce una resistencia a la insulina que hace que el organismo no responda de manera normal a esta hormona– la familia puede ayudar y motivar para practicar ejercicio físico en compañía, así como comer juntos y de manera saludable, que son requisitos indispensables para sobrellevar este tipo de diabetes, y pueden ayudar a prevenir el 80% de los casos.

Según la Asociación Americana de Diabetes (ADA) estos son algunos de los consejos que se deben seguir si un miembro de la familia es diagnosticado con esta enfermedad crónica:

  • Información: el primer paso, tanto para la familia, como para el propio afectado, es informarse sobre todo lo relacionado con la enfermedad.
  • Autocuidado: hay que intentar que la persona diabética sea lo más independiente posible, y estar atento a que siga todas las recomendaciones del médico, pero sin que se sienta presionado.
  • Cambios en el estilo de vida: cambiar los hábitos de vida por unos más saludables puede evitar que la persona diabética se sienta aislada; si sus familiares siguen una dieta similar y practican ejercicio físico en conjunto, servirá de motivación para toda la familia.
  • Fijar objetivos: los cambios en los estilos de vida se han de hacer de manera gradual; un ejemplo sencillo de ello puede ser compartir un paseo después de cenar, que puede ayudar al paciente a controlar los niveles de glucosa.
  • Cuidar al cuidador: el diagnóstico de diabetes de un miembro de la familia también afecta de una u otra manera al resto; por ello, además de cuidar de la persona que tiene la enfermedad también hay que prestar atención a todo el grupo, y centrarse especialmente en el bienestar del cuidador principal.

Pérdida auditiva y visual asociadas a la diabetes

Los niveles altos de azúcar en sangre son responsables de la aparición de muchos problemas de salud asociados a la diabetes, como el pie diabético, daños renales, hipertensión arterial, obesidad, arteriosclerosis, neuropatía periférica, pero también puede darse pérdida de audición y de visión.

Problemas oculares debido a la diabetes
 

Así, un estudio realizado por el National Centre for Rehabilitative Auditory Research demostró que las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de desarrollar trastornos auditivos, que van desde los vértigos, la hipoacusia a los acúfenos –unos zumbidos muy molestos. Esto ocurre porque la diabetes puede causar daños en la arteria que conduce la sangre hasta los oídos, y generar problemas de oído que pueden derivar en un aislamiento social y trastornos psicológicos.

En el caso de las complicaciones oculares, el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO) advierte de que solo en España hay unos 2,5 millones de personas que podrían sufrir ceguera como consecuencia de una diabetes no diagnosticada. Por ello, alertan de la necesidad de que las personas, con o sin diabetes, acudan de manera periódica a revisiones oculares, porque esta enfermedad puede deteriorar los vasos sanguíneos que transportan la sangre a la retina, provocando desde dificultades a la hora de leer, defectos en el campo visual, visión borrosa o moscas volantes, hasta la pérdida completa de la vista.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD