La falta de test oculta casos de COVID-19 en América Latina

La falta de pruebas para detectar el coronavirus hace que en algunos países de América Latina se desconozca el número real de casos y fallecidos por COVID-19, un dato clave para levantar el confinamiento, según la OMS.
Escrito por: Eva Salabert

28/04/2020

La falta de test oculta casos de coronavirus en América Latina

En muchos países de América Latina no se está informando correctamente sobre el número de personas que han contraído la infección por coronavirus, ni sobre las muertes que ha causado la enfermedad, a consecuencia de su escasa capacidad para realizar las pruebas diagnósticas para detectar el COVID-19, según los propios expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde el organismo han advertido que es imprescindible que se mantenga un número de test estable que permita averiguar si se están reduciendo los contagios, antes de decidir levantar las medidas de confinamiento, porque si no se actúa en base a estos datos podría producirse una “segunda oleada” de casos que agravaría todavía más los problemas económicos y tendría peores consecuencias sobre la vida de las personas.

La OMS advierte que antes de levantar el confinamiento se debe mantener un número de test estable para saber si se están reduciendo los contagios por coronavirus

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, ha afirmado que “la pandemia está lejos de terminar. La Organización Mundial de la Salud sigue preocupada por las tendencias crecientes en África, Europa del Este, América Latina y algunos países asiáticos”, porque en estas zonas no tienen suficiente capacidad para hacer pruebas, aunque la OMS intenta mejorarla y ya ha proporcionado millones de artículos de equipo de protección personal a 105 países, y suministros de laboratorio a más de 127 países.

Brasil, con más de 67.000 contagios, Perú con 28.700, Ecuador con 23.240 –sus casos se vieron duplicados hace unos días por un fallo en el conteo–, México con 15.500 y Chile con más de 13.800 son los países con más casos de coronavirus por ahora en América Latina y que superan la barrera de los 10.000 casos contabilizados.

Sin test pueden producirse rebrotes de la infección por coronavirus

Mike Ryan, director de emergencias de este organismo, también ha advertido que si los países reducen las pruebas, también disminuirá el número de casos reportados, y el cálculo no será fiable, mientras que si el número de test que se hacen a diario se mantiene estable se puede medir con fiabilidad cuánto aumentan los casos y comprobar si es cierto que disminuye la tasa de contagios antes de iniciar la desescalada del confinamiento, porque de lo contrario podrían producirse nuevos brotes de COVID-19.

Aunque esta información es relevante para relajar las medidas adoptadas por el estado de alarma, no solo se deben tener en cuenta la reducción del número de infectados y de fallecimientos, sino también otros factores como la capacidad de los sistemas de salud para responder a otra potencial situación de emergencia sanitaria, y la adecuación de los centros académicos y de trabajo para que se puedan reanudar sus actividades con seguridad.

Solo con una buena estrategia de salud pública podremos evitar una segunda oleada de contagios del COVID-19

Según la OMS los Gobiernos afrontan ahora una toma de decisiones que ha de basarse en el contexto de cada país, pero que en cualquier caso resulta difícil y se debe hacer progresivamente en base a datos fiables. Ryan explica que se debe adoptar una “nueva forma de vivir que permita proteger vidas y recuperar la forma de ganarnos la vida”, pero evitando al mismo tiempo que se desencadenen nuevo brotes epidémicos que obliguen a instaurar de nuevo el confinamiento.

Tedros Adhanom Gebreyesus ha vuelto a insistir en que los Gobiernos identifiquen a los infectados por el coronavirus, para aislarlos y tratarlos, y para encontrar a las personas que han estado en contacto con ellos, y ha afirmado que solo con una buena estrategia de salud pública podremos evitar una segunda oleada de contagios del SARS-CoV-2.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD