La OMS vigila la variante francesa IHU aunque “no circula activamente”

La variante IHU del coronavirus detectada hace unas semanas en Francia con origen camerunés está "bajo supervisión" de la OMS por presentar numerosas mutaciones, aunque aclaran que "no está circulando muy activamente" hasta ahora.
Escrito por: Eva Salabert

10/01/2022

La OMS vigila la variante francesa IHU

IHU, la nueva variante del coronavirus que contiene 46 mutaciones en la proteína espiga –más aún que ómicron– y fue detectada por investigadores franceses hace unas semanas “no está circulando muy activamente” por el momento, según han afirmado los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta variante es una de las dos derivadas de la B.1.640 que se había identificado en la República del Congo a finales de septiembre del año pasado, y su nombre proviene de las siglas del Instituto Hospitalario Universitario de Marsella, tal y como lo comunicó el pasado 9 de diciembre en su cuenta de Twitter.

Según los investigadores de este centro los primeros infectados por esta variante en Francia fueron detectados en la localidad de Forcalquier, en el departamento de Alpes de Alta Provenza y se asociaron con viajes a Camerún. Estos científicos han publicado también un estudio sobre dicha variante en el preprint MedRxiv, que aún está pendiente de validación para su publicación en una revista científica, aunque reconocen que “es demasiado pronto para especular sobre las características virológicas, epidemiológicas o clínicas de esta variante basada en 12 casos”.

PUBLICIDAD

IHU es una variante ‘bajo supervisión’ de la OMS

Una de las mutaciones de IHU se ha relacionado con un posible incremento de la transmisión del coronavirus y el pasado mes de noviembre la OMS ya incluyó a la subvariante B.1.640.2 en la clasificación de variante “bajo supervisión”, asignándola dentro del linaje B.1.640, según ha declarado la doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga jefe de la organización.

“Esta variante representa menos de 1% de las muestras en Francia. Hay dos subvariantes y es importante que las sigamos por la cantidad de mutaciones con las que cuenta”

“Esta variante representa menos de 1% de las muestras en Francia. Hay dos subvariantes: la B.1.640.1 y la B.1.640.2, y es importante que las sigamos por la cantidad de mutaciones con las que cuenta, pero no está circulando muy activamente”, ha afirmado Van Kerkhove, que ha destacado que “las vacunas actuales contra la COVID-19 funcionan para todas las variantes activas”.

PUBLICIDAD

La directora del Departamento de Inmunización de la OMS, Kate O'Brien, también ha puntualizado que “es una variante que quizás está aumentando su prevalencia. Contamos con pruebas específicas de la misma, pero está pendiente de un análisis más profundo”, y ha querido lanzar también un mensaje de tranquilidad al asegurar que las vacunas siguen siendo la clave para evitar casos graves de COVID-19 “como se está viendo con ómicron”. “El desempeño de las vacunas funciona incluso con estas variantes”, concluye.

Actualizado: 11 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD