Un análisis de sangre permitiría seguir la evolución del COVID-19

Crean un método sencillo y eficaz mediante un análisis de sangre que permite hacer un seguimiento de la infección por SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, cuantificando la proteína celular ACE2 de los pacientes.
Escrito por: Natalia Castejón

12/07/2021

Analítica para la progresión del COVID

Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un método sencillo y útil para conocer la progresión de la infección por coronavirus en los pacientes, que podría ser sometidos a un seguimiento gracias a un simple análisis de sangre.

Esto es posible gracias a un nuevo sistema que detecta en la sangre los niveles de la proteína celular ACE2, a la que se une el coronavirus facilitando así la entrada del SARS-CoV-2 en las células, y los fragmentos de ACE2 (ACE2 truncada) que son el resultado de la interacción del cuerpo con el virus. Las pruebas fueron llevadas a cabo en  59 pacientes de 64 años de media con PCR positiva y que contrajeron la enfermedad durante la primera ola de la pandemia.

Los pacientes en la fase aguda del COVID-19 tenían niveles bajos de ACE2 y niveles altos de ACE2 fragmentado

Los resultados del trabajo, publicados en la revista FASEB Journal, mostraron que los pacientes con COVID-19 que se encontraban en la fase aguda de la infección tenían niveles más bajos de la proteína completa ACE2, en comparación con los sanos, y además, tenían aumentados los niveles de un fragmento de la proteína ACE2 de un peso molecular menor, algo que ocurre por la interacción con el virus.

Ayuda a diferenciar el COVID-19 de la gripe A

Este cambio en los niveles ACE2 y ACE2 truncada volvieron a ser normales tras la recuperación de la enfermedad, aproximadamente entre 58 y 70 días. Esto podría indicar que los niveles de las dos formas de estas proteínas celulares en el plasma podrían usarse como un biomarcador de la evolución de la infección con SARS-CoV-2. Además, los niveles de la ACE2 truncada sirvieron para distinguir entre  personas infectadas por el SARS-CoV-2 y los infectados por el virus de la gripe A.

“En este trabajo hemos estudiado los niveles del receptor del coronavirus en nuestro organismo, la proteína ACE2. Y hemos podido determinar que existen diferentes formas de la proteína en el plasma, y que parte son fragmentos proteolíticos del receptor ACE2 que se generan al interaccionar con el virus. También se encuentra la proteína completa en el plasma, que da información de cómo están de afectados los tejidos durante la infección”, ha explicado Javier Sáez Valero, líder del estudio.

Este nuevo método detecta proteínas específicas en la sangre y se podría utilizar para detectar y hacer seguimiento de la infección por coronavirus

Los dos tipos de ACE2 en plasma fueron identificados mediante inmunoprecipitación y western blot, una técnica que detecta una proteína específica en una muestra de sangre o tejido donde hay otras proteínas, a diferencia de la técnica ELISA, que es la más frecuente pero no permite distinguir las distintas formas de las proteínas del virus.

Los investigadores creen que es muy importante que se siga investigando en esta línea para encontrar más biomarcadores del proceso de la enfermedad y algunos que puedan ayudar a evaluar la eficacia de la vacunación. Por ello, su siguiente paso será averiguar qué ocurre con estas proteínas en las personas que tienen la infección de manera asintomática y en personas vacunadas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD