PUBLICIDAD

140.000 personas murieron por sarampión en 2018, la mayoría niños

Aunque existe una vacuna eficaz contra el sarampión, cada año se registran miles de casos en el mundo y en 2018 esta contagiosa enfermedad viral acabó con la vida de 140.000 personas, la mayoría niños menores de cinco años.
Escrito por: Natalia Castejón

05/12/2019

Nino con sarampión

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho nuevas estimaciones sobre el número de casos y de muertes que se dan en el mundo causados por el sarampión. Concretamente, según han dado a conocer, en 2018 fallecieron 140.000 personas en el mundo por esta enfermedad viral contagiosa, la mayoría de ellos niños, pues son los que más sufren los efectos devastadores de este virus, que suele complicarse con encefalitis o neumonía.

Los datos revelados por la OMS son muy preocupantes porque demuestran el repunte de esta patología infecciosa, ya que en 2018 se reportaron el doble de casos que en 2017, y hasta mediados de noviembre de este año se habían registrado alrededor de 413.000 casos, frente a los 353.236 que se produjeron el año anterior, y en la República Democrática del Congo se registraron 250.000 casos adicionales.

Además, se ha descubierto que el virus del sarampión podría dañar la memoria del sistema inmune durante un periodo de meses, e incluso años, desde que se produce la infección. Esto provoca que los pacientes sean vulnerables a otras enfermedades que pueden llegar a ser mortales, como pueden ser la diarrea severa o la gripe.

La solución para erradicar el sarampión está en las vacunas

Esto se puede evitar, según explica la OMS, gracias a las eficaces vacunas que hay en el mercado, sin embargo, las tasas de esta inmunización se han visto estancadas durante una década. Unicef y la OMS han estimado que al 86% de los niños a nivel mundial se les ha administrado la primera dosis, pero menos del 70% ha recibido la segunda.

El 86% de los niños del mundo han recibido la primera dosis de la vacuna del sarampión, pero a menos del 70% se le ha administrado la segunda

Como ocurre en otras enfermedades, los países más pobres del planeta son los que tienen tasas más altas de afectados, pues no poseen los suficientes medios para actuar de manera rápida ante una infección, y no disponen de medios para hacer llegar las vacunas a todos los niños. Los países con mayor tasa de incidencias en 2018 fueron Liberia, Somalia, República Democrática del Congo, Madagascar y Ucrania, y la suma de todos sus casos representó casi la mitad del total mundial.

Como medidas para reducir la incidencia de esta enfermedad e intentar erradicarla, la OMS insta a los Estados Miembros a llevar a cabo algunas acciones como mantener una alta cobertura de vacunación, es decir, más del 95% de la población, y que se ofrezca este tipo de inmunización a trabajadores del ámbito sanitario, a los viajeros internacionales, y a aquellos que se dedican a los sectores del turismo o el transporte.

También subraya la necesidad de fortalecer la vigilancia epidemiológica cuando se dé un caso de fiebre con erupción –uno de los primeros síntomas de la enfermedad–, que se actúe de manera más rápida –con un tratamiento integral que ayude a reducir los riesgos del sarampión– y se administren suplementos de vitamina A a todos los niños que hayan sido diagnosticados, lo que reducirá las posibles complicaciones y evitará muchas muertes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD