PUBLICIDAD

Tercera edad
Ciudades amigables con las personas mayores
Las ciudades amigables con los mayores tienen el objetivo de crear entornos y adaptar servicios para las personas de la tercera edad, promoviendo el envejecimiento activo y su participación en la sociedad.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Beneficios de las ciudades amigables para los mayores

Personas mayores en una ciudad amigable

Las mejoras de las cuidades amigables con los mayores hacen que éstos sean más activos.

Las ciudades amigables con los mayores tienen grandes beneficios para las personas con más de 60 años, además muchas de ellas son un reclamo turístico para este colectivo, pues ofrecen una estancia a sus visitantes adecuada y con todo lo necesario para ellos. Las localidades que se ponen en marcha para conseguir esta distinción mejoran mucho el trato a los ancianos y el desempeño de su día a día.

Habilitar entornos adecuados para las personas mayores hace que éstas sean independientes durante más tiempo y las ciudades y comunidades donde se llevan a cabo estas acciones se benefician de lo mucho que tienen que aportar las personas de la tercera edad. Además, el fomento de las relaciones entre generaciones facilita las relaciones sociales y llena de vitalidad a los más mayores, que se sienten integrados.

Por ejemplo, las mejoras de las zonas verdes y en los transportes hacen que los adultos mayores se mantengan más activos, dando paseos por los parques o desplazándose a lugares de interés sin dificultades, tanto a nivel físico como económico.

Ejercicio en la tercera edad
En las ciudades amigables encontramos zonas verdes habilitadas para que el adulto mayor se mantenga más activo y pueda realizar ejercicio con todas las comodidades.

Las ciudades amigables con las tercera edad ofrecen gran cantidad de actividades culturales y de ocio para este grupo de edad y hace que las personas tengan un envejecimiento más saludable, evitando muchas enfermedades y dolencias propias del sedentarismo.

Sin embargo, los ancianos que viven en estas localidades denominadas como amigables con la tercera edad, declaran que lo mejor de ellas es que sus ciudadanos valoran la presencia de los más mayores y las acciones que llevan a cabo. Lo que se suma a que se sienten plenamente integrados en la sociedad, lo que incluso anima a muchos con buenas condiciones físicas a hacer voluntariado.

Actualizado: 14 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD