PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

La contaminación por tráfico afecta al rendimiento escolar

Los niños que asisten a colegios con mayor exposición a la contaminación generada por el tráfico pueden sufrir un retraso en el desarrollo de las funciones cognitivas, lo que afecta a su rendimiento escolar.
La contaminación por tráfico afecta al rendimiento escolar

En algunos países la normativa impide que los colegios estén cerca de vías con alta densidad de tráfico

06 de Marzo de 2015

La contaminación provocada por el tráfico afecta al desarrollo del cerebro deteriorando las funciones cognitivas, lo que tiene un impacto negativo sobre el rendimiento escolar, según ha comprobado una investigación realizada por el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental de Barcelona (CREAL) que ha publicado la revista PLOS Medicine.

Las conclusiones del estudio revelan que los niños que asisten a colegios situados cerca de vías con un tráfico intenso presentan un desarrollo cognitivo más lento en comparación con los alumnos de colegios expuestos a menores niveles de tráfico.

Jordi Sunyer, director del CREAL y uno de los autores del trabajo, ha explicado que las partículas ultrafinas que desprenden sustancias como el diésel pueden atravesar la barrera hematoencefálica, penetrar en el cerebro, y actuar interfiriendo en la liberación de ciertos neurotransmisores, llegando a alterar el desarrollo cognitivo.

La memoria del trabajo de los niños que asistían a escuelas menos expuestas al tráfico aumentaba de media un 11,5%, frente al 7,4% de lo que lo hacía en los estudiantes de los centros con mayor contaminación

Los investigadores del CREAL analizaron a 2.897 niños de entre siete y diez años, que estudiaban en 39 centros escolares expuestos a diferentes niveles de contaminación situados en Barcelona y Sant Cugat del Vallès, en el periodo comprendido entre enero de 2012 y marzo de 2013. Y tuvieron en cuenta también otros factores que pudieran influir en los resultados del estudio como el nivel socieconómico y cultural de las familias de los pequeños.

Se analizaron regularmente los niveles de contaminación asociada al tráfico, tanto en el interior de las aulas como en las zonas externas de los colegios, y se realizaron pruebas a los niños –con una periodicidad trimestral– para evaluar, entre otros parámetros, el desarrollo de su capacidad de atención y memoria de trabajo, por tratarse de dos funciones que crecen en las edades de los menores estudiados.

Los resultados de la investigación mostraron que mientras la memoria del trabajo de los niños que asistían a escuelas menos expuestas al tráfico aumentaba de media un 11,5%, en el caso de los estudiantes de centros con mayor contaminación el porcentaje de crecimiento era del 7,4%. En las mediciones de otras variables también se observaron diferencias significativas.

En algunos países, como Dinamarca, la normativa impide que se establezcan centros educativos en zonas con alta densidad de tráfico. Y es que, como señala Sunyer, en el interior de las ciudades hay grandes variaciones en los niveles de contaminación, y algunos estudios revelan que la polución disminuye a partir de 50 metros de distancia de las vías más transitadas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''