PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Food craving, el peligro de los antojos
El 'food craving' es ese deseo irresistible por consumir un alimento concreto que todos hemos experimentado alguna vez, pero que, si se repite con excesiva frecuencia, puede convertirse en un serio problema de salud.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Consejos para evitar el 'food craving'

Consejos para evitar el 'food craving'

Algunos alimentos te ayudarán a evitar el food craving.

Aunque depende mucho de los factores y de las causas a los que esté asociado este problema, a modo general, para evitar el ‘food craving’ nuestra experta psicoterapeuta sanitaria, Andrea Navarrete, te ofrece algunos consejos:

  • Seguir un estilo de vida saludable y hacer cinco comidas al día (si nos saltamos una ingesta, llegaremos a la siguiente con más hambre y ansiedad y deseando tomar hidratos de carbono, debido a que los niveles de glucosa están bajo mínimos).
  • Establecer un plan de alimentación individual y pautado por un experto, basado en tus gustos y preferencias, que te sirva para adoptar una rutina. En este plan hay incluir o potenciar el consumo de alimentos con triptófano (legumbres, frutos secos, pescado azul), que regularán los niveles de serotonina.
  • Reducir o eliminar el consumo de alimentos que te pongan nervioso –cafeína, hidratos de carbono, estimulantes…– o que te predispongan a tener más ansiedad.
  • Para evitar “ataques a la nevera” es positivo tener a mano snacks saludables (fruta, cereales integrales, alimentos ricos en fibra…) que te sacien, te alimenten y te entretengan. “Hay que educar en una buena alimentación, dedicar más tiempo a cuidarnos y, en general, tener un estilo de vida más saludable. Esto es lo que nos va a dar placer a largo plazo y no basándonos en los placeres inmediatos”, sugiere la psicoterapeuta.
  • Practicar ejercicio es muy importante como método para liberar el estrés y la energía que tenemos acumulada. Al ejercitarnos liberamos endorfinas que nos inducen a un estado placentero, el cerebro se relaja y se mantiene ocupado pensando en la actividad que realiza, lo que nos permite disfrutar y no pensar en lo que nos estresa.
  • El aspecto psicológico del tratamiento para solucionar este desorden alimentario se basa en gestionar la ansiedad y abordar el malestar psicológico que está llevándonos al “food craving”. Puede ser beneficioso aplicar técnicas de relajación y meditación. Si los síntomas continúan, deberás consultar con un especialista porque es posible que sufras un déficit de alguna vitamina, mineral o de algún otro nutriente. “Puede que sea un aviso de nuestro cuerpo. No hay que descartar que ese deseo pueda deberse a una carencia, un déficit o un problema hormonal”, explica Navarrete, y añade que “los terapeutas siempre decimos que si algo ocurre en nosotros es por una razón. Es la manera que tiene el cuerpo de avisarte de que algo está fallando, física o emocionalmente, como si fuera un signo de alerta o de alarma”.
  • El entretenimiento también es muy útil como método para huir de estos comportamientos “es muy positivo buscar alguna actividad que te produzca placer: practicar la relajación, dar un paseo, ducharse, coser, dibujar… cada uno debe buscar sus propias vías y encontrar aquello que le mantenga ocupado y despreocupado”, sugiere Andrea.
  • No ignores el problema. Aunque el “food craving” es algo que todos hemos experimentado y se considera normal -incluso necesario-, llevado al extremo puede ocasionar aislamiento social o problemas graves de salud. Es un trastorno nuevo, de reciente incorporación, que no cuenta con muchas referencias ni estudios. Sin embargo, se sabe que linda con diferentes patologías que sí son graves -anorexia, bulimia, depresión, ansiedad…-, por lo que puede llegar a ser peligroso.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD