PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Ejercicios para el pecho
El paso del tiempo y la falta de un entrenamiento específico hacen que el pecho se debilite y carezca de firmeza. Te enseñamos unos prácticos ejercicios que te ayudarán a fortalecer tus pectorales.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Ejercicios para fortalecer el pecho en casa con material deportivo

Mujer realizando un ejercicio con mancuernas

Los ejercicios con mancuernas son ideales para fortalecer el pecho.

También puedes fortalecer y tonificar tus pectorales en casa utilizando materiales deportivos fáciles de adquirir y guardar en el hogar, como las mancuernas, la pelota de Pilates, o una simple cinta elástica.

  • Con mancuernas (u otro objeto de cómoda prensión):

Vuelos

Vuelos: de pie con las piernas ligeramente separadas, con una mancuerna en cada mano pegada a la cadera se ha de levantar el peso simulando el vuelo de un pájaro hasta llegar a la altura del hombro.

Vuelos frontales

Vuelos frontales: de pie con las piernas separadas a la altura de las caderas coloca los brazos estirados delante de ti y tocando una mancuerna con la otra. Así, sin doblar los brazos ni separar las mancuernas, levanta el peso hasta que los brazos estén en paralelo al suelo.

Aperturas

Aperturas: pon los brazos ligeramente doblados a la altura de los hombros en paralelo al suelo, y así acerca una mano a la otra enfrente de la cara sin estirar ni doblar más los brazos.

  • Con mancuernas y pelota de Pilates:

Fitball apertura

Apoya la parte superior de tu espalda en la pelota de Pilates y coloca el cuerpo en paralelo al suelo hasta las rodillas, que estarán dobladas en ángulo de 90 grados para tener otro punto de apoyo. Es más seguro hacerlo pegando la pelota a algún elemento fijo como la pared para que no se mueva. En esa posición, con una mancuerna en cada mano, coloca los brazos en un ángulo de 90 grados y súbelos hasta unir las mancuernas con los brazos estirados.

Fitball vuelo

Con la pelota y el cuerpo en la misma posición que en el ejercicio anterior, pon los brazos estirados en perpendicular al suelo con las mancuernas pegadas. De esta manera se tienen que bajar las mancuernas hasta que los brazos queden estirados y perfectamente alineados con el resto del cuerpo.

  • Con gomas elásticas que puedan estirarse entre un metro y dos:

Puñetazo con goma

Amarra la goma a una estructura fija detrás de ti a la altura del hombro. Estando completamente erguido y con las piernas separadas se trata de estirar el brazo hacia delante (como si se lanzasen puñetazos). Primero se hace con un brazo y luego con el otro. Este ejercicio tiene dos variantes en las que el brazo también va hacia delante, pero en el “inclinado” también se lleva hacia arriba, y en el “declinado” hacia abajo. El movimiento tiene que ser siempre suave y los pies han de estar completamente fijos en el suelo.

Goma diagonal

La goma elástica tiene que estar firmemente sujeta a una estructura a una altura nunca superior a nuestra rodilla, aunque cuanto más abajo mejor. Colocándose de costado a donde esté fijada la goma, y con el brazo extendido posado en el muslo, debemos llevar el brazo sin doblar en diagonal hacia el hombro opuesto.

Actualizado: 4 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD