Hipotermia en el perro, cómo actuar
La exposición al frío, la lluvia y la nieve pueden causar problemas de salud a nuestro perro, como la hipotermia. Conoce cómo afecta la pérdida de calor a tu mascota, los síntomas de la hipotermia, y cómo tratarla y prevenirla.

Síntomas de hipotermia en el perro y diagnóstico

Actualizado: 15 de enero de 2021

Para entender cómo se producen y cuáles son los síntomas que alertan de que un perro padece hipotermia es importante conocer cómo funcionan los mecanismos de termorregulación en la hipotermia en estos animales. Cuando los receptores de temperatura situados en la piel, los órganos abdominales y los vasos sanguíneos del can detectan una bajada de temperatura, envían una señal al hipotálamo para intentar compensar la situación produciendo calor.

Primero se contraen los vasos sanguíneos periféricos que irrigan las partes más externas del cuerpo. De esta forma, se reconduce la circulación a los órganos importantes, como el cerebro, el corazón y el hígado para que sigan funcionando. En segundo lugar, se incrementa la actividad muscular y la tasa metabólica para generar calorías. Además, el pelo se eriza (piloerección) para crear una capa de aire caliente que aísle la piel.

Signos de hipotermia en el perro

En los estadios iniciales, el perro intentará compensar la situación mediante el incremento de la actividad muscular, que detectaremos como temblores y escalofríos, y la piloerección, pero esto solo funciona unas horas, ya que este esfuerzo terminará con las reservas energéticas y el animal presentará agotamiento, postración e hipoglucemia.

Además, observaremos palidez de mucosas debido a la vasoconstricción periférica. Si la hipotermia persiste, se producirá una disminución del número de respiraciones por minuto y arritmias cardiacas.

En la fase profunda o crítica de la hipotermia el animal perderá la conciencia, se producirá daño multiorgánico y finalmente fallecerá.

Patas de un perro heladas por el frío de la nieve

Diagnóstico de la hipotermia y valoración del estado del animal

Si percibimos temblores, piloerección, palidez de mucosas o postración en nuestro perro, debemos tomar la temperatura rectal con un termómetro normal, preferiblemente de punta flexible, para comprobar si hay hipotermia. Si es leve, podemos comenzar a calentar al animal nosotros, pero si es moderada o grave, debemos abrigarlo y contactar con el veterinario de urgencias.

El profesional veterinario realizará analíticas sanguíneas para valorar si hay daño de los órganos internos, un electrocardiograma para monitorizar arritmias cardiacas y la toma de tensión arterial antes de comenzar a aplicar el tratamiento más adecuado en función de la gravedad del estado de la mascota.

Creado: 15 de enero de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD