PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Consumir cocaína envejece el cerebro prematuramente

Aunque se considera normal perder materia gris al envejecer, los adictos a la cocaína sufren esta pérdida de forma acelerada e incrementada, y presentan signos de déficits cognitivos ya en la mediana edad.
Hombre consumiendo cocaína

El consumo de cocaína puede destrozar tu cerebro.

29 de Abril de 2012

El consumo habitual de cocaína acentúa la pérdida de materia gris que se produce en el cerebro al envejecer. Un estudio que han realizado en el Reino Unido investigadores de la Universidad de Cambridge, ha demostrado que las personas con adicción a la cocaína tenían una tasa más elevada de pérdida de volumen de materia gris asociada a la edad que el resto de la población.

Para llevar a cabo la investigación, los científicos seleccionaron a 120 voluntarios –de la misma edad, sexo y C.I. verbal–, la mitad de los cuales sufría una dependencia de la cocaína, mientras que el resto no tenían antecedentes de abuso de drogas. Escanearon los cerebros de estas personas y comprobaron que los adictos a la cocaína pierden alrededor de 3,08 ml de volumen cerebral cada año, una cifra que casi dobla al 1,69 ml que pierden los que no sufren esta dependencia.

La reducción de materia gris se apreció especialmente en zonas del cerebro –corteza prefrontal y temporal– asociadas con la memoria, la atención y la toma de decisiones. Es la primera vez que se relaciona el envejecimiento prematuro del cerebro con el abuso de cocaína, aunque en estudios anteriores ya se había constatado que las personas de mediana edad consumidoras habituales de esta sustancia presentaban alteraciones fisiológicas y psicológicas propias del envejecimiento como atrofia cerebral, deterioro cognitivo e inmunodeficiencia.

Aunque se considera normal perder materia gris al envejecer, los adictos a la cocaína sufren esta pérdida de forma acelerada e incrementada, y presentan signos de déficits cognitivos ya en la mediana edad

La investigación, que se ha publicado en ‘Molecular Psychiatry', ha demostrado, por lo tanto, que aunque se considera normal perder materia gris al envejecer, los adictos a la cocaína sufren esta pérdida de forma acelerada e incrementada, y en ellos se observan signos de déficits cognitivos en la mediana edad, cuando este deterioro cerebral se corresponderían con el que presentan las personas ancianas.

Datos de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito revelan que existen 21 millones de personas que consumen cocaína en todo el mundo, y los autores del estudio, basándose en las conclusiones obtenidas, advierten que este consumo se ha convertido en un problema de salud pública que es necesario combatir. Los científicos solicitan que se establezcan medidas de prevención que eviten que los jóvenes se inicien en este hábito tan nocivo.

El deterioro cognitivo empeora significativamente la calidad de vida de los mayores y sus cuidadores, por lo que si este envejecimiento cerebral se acelera a causa del consumo de drogas, los afectados tendrán limitadas sus capacidades a una edad temprana, con los costes personales y sanitarios que esto implica.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD