Las muñecas delgadas pueden afectar a la imagen corporal de las niñas

Jugar en la infancia con muñecas ultradelgadas podría crear una insatisfacción con la imagen corporal en las niñas, lo que podría desencadenar trastornos de la conducta alimentaria o depresión futura, según un estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

15/03/2021

Muñecas delgadas, así afecta a las niñas

Los juguetes con los que juegan los niños durante la infancia pueden tener un gran efecto en su desarrollo. En esta línea apunta un estudio realizado por la Universidad de Durham, Universidad de Newcastle y la Universidad de Northumbria (Reino Unido) que ha encontrado evidencia de que las niñas que juegan con muñecas ultradelgadas podrían desarrollar un ideal físico que les podría provocar insatisfacción corporal.

La investigación que ha llegado a esta conclusión analizó a 30 niñas de entre 5 y 9 años que jugaron con una muñeca ultradelgada, una realista y un coche de juguete, y se puso en relación con su percepción del tamaño corporal ideal de ellas. Los resultados se han publicado en la revista Body Image.

La percepción del tamaño y la forma ideal del cuerpo comienza a moldearse desde nuestros primeros años de vida

Los resultados mostraron que cuando jugaron con las muñecas extremadamente delgadas las niñas redujeron el tamaño corporal ideal inmediatamente después del juego, algo que no cambió incluso tras jugar con otros juguetes, lo que indica que los efectos no se pueden contrarrestar. Esta percepción de ideales delgados aumenta el riesgo de que las niñas tengan depresión o algún trastorno de la conducta alimentaria en el futuro, como anorexia o bulimia.

Cuerpos poco realistas en televisión y redes sociales

“Los resultados de nuestro estudio indican que jugar con muñecas ultradelgadas, que se venden por millones cada año, podría tener un impacto negativo real en la imagen corporal de las niñas. Esto se suma a todas las imágenes de tamaños corporales poco realistas que ven en la televisión, las películas y las redes sociales”, explica la Dra. Elizabeth Evans, principal autora del estudio.

Además, la experta añade que este tipo de muñecas ultradelgadas materializan una presión corporal latente en la sociedad, por lo que para contrarrestarlo se debe apoyar y fomentar una imagen corporal positiva en los niños. Martin Tovee, otro de los investigadores, ha subrayado que la percepción del tamaño y la forma ideal del cuerpo comienza a moldearse desde nuestros primeros años de vida, y los ideales mostrados son poco realistas.

“Este estudio no pretende hacer que los padres se sientan culpables por lo que hay en la caja de juguetes de sus hijos, y ciertamente no intenta sugerir que las muñecas ultradelgadas sean 'malas'”, aclara Evans, sino que lo que intenta la investigación es que los padres tengan información útil y puedan tomar mejores decisiones a la hora de comprar juguetes para sus hijos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD