PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Beber 1,5 litros de agua al día reduce un 48% los casos de cistitis

Las mujeres premenopáusicas que toman 1,5 litros de agua cada día tienen casi la mitad de episodios de cistitis que las que beben menos, pues las micciones son más frecuentes y las bacterias no llegan a adherirse a la vejiga.
Mujer bebiendo agua

Los autores creen que los resultados frente a la cistitis podrían ser iguales en mujeres premenopáusicas. 

20 de Octubre de 2017

Las cantidades de agua que se deben tomar cada día son difíciles de determinar y no hay un consenso, pues dependen de factores como el peso o las condiciones ambientales en las que nos encontremos. Sin embargo, un estudio dado a conocer en el Congreso IDWeek 2017 es el primero que lanza una cifra concreta, e indica que las mujeres premenopáusicas que toman 1,5 litros de agua al día –unos seis vasos– reducen a casi la mitad las infecciones urinarias, concretamente los episodios de cistitis.

La causa es evidente, cuanta más agua se consume, más veces se micciona y por lo tanto menos tiempo pasa la orina en la vejiga. De esta manera, las bacterias causantes de la cistitis no disponen del tiempo necesario para adherirse a las paredes de este órgano y comenzar la infección. Según datos del National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, hasta el 60% de las mujeres presentarán una infección urinaria en su vida, y una de cada cuatro tendrá más de un episodio.

Hasta el 60% de las mujeres tendrá algún episodio de infección urinaria a lo largo de su vida

El estudio se realizó en una muestra de 140 mujeres premenopáusicas que habían presentado al menos tres casos de infecciones urinarias en el año anterior y las cuales bebían menos de seis vasos al día de agua. Este grupo se dividió en dos, y la mitad debía incrementar a lo largo de un año su consumo de líquido desde los cinco vasos hasta los 12 –unos 2,8 litros–, mientras las restantes debían seguir con su hábito de hidratación.

La mayor ingesta de agua también reducía el uso de antibióticos

Pasados 12 meses se analizaron los resultados, y las mujeres del grupo que debía aumentar el agua ingerida tenían un 48% menos infecciones urinarias que el resto; además, sus episodios de cistitis eran más espaciados en el tiempo. Por último, los investigadores observaron que hubo un 47% menos ciclos de antibióticos en aquellas que bebían suficiente, lo que podría mejorar la situación actual de resistencia a estos fármacos, explica Thomas Hooton, uno de los autores del trabajo.

El mismo autor ha explicado que solo se ha analizado el efecto del agua, pero cree que podría ocurrir de igual manera con el resto de líquidos, y en las mujeres posmenopáusicas. Sin embargo, también alerta de que esta solución no funciona para todas las pacientes, sino que empeora la situación de aquellas con vejiga hiperactiva, pues aumenta la sensación de urgencia e incrementa la incontinencia urinaria.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD