Suplementos de zinc pueden ayudar a controlar infecciones respiratorias

Un metaanális confirma que los suplementos de zinc demuestran ser eficaces para ayudar a prevenir los síntomas y acortar el tiempo que duran las infecciones virales respiratorias agudas, como el resfriado o la gripe.
Escrito por: Natalia Castejón

05/11/2021

Suplementos de zinc controlan la gripe

Un grupo de investigadores de la Western Sydney University (EE.UU.) han realizado un metaanálisis de ensayos controlados en los que se ha observado que el uso de suplementos de zinc podría prevenir los síntomas y acortar el tiempo que duran las infecciones virales respiratorias agudas, como puede ser el resfriado común o enfermedades como la gripe.

La investigación, que se ha publicado en la revista BMJ Open, contó con el análisis de 28 ensayos clínicos que incluían la participación de 5.446 participantes adultos, en los que se tuvo en cuenta el consumo de zinc, mediante pastillas, aerosoles nasales y geles, y su reacción ante diferentes virus infecciosos respiratorios, exceptuando el SARS-CoV-2, responsable del COVID-19.

Los resultados indicaron que cuando los participantes fueron infectados con cepas de rinovirus humanos, la reducción del riesgo derivada del consumo de zinc fue insignificante. El rinovirus es una de los motivos más frecuentes de infecciones del tracto respiratorio superior, junto con otros virus como adenovirus, coronavirus, virus de la parainfluenza e influenza.

Un 28% menos de riesgo de tener síntomas respiratorios

Más concretamente se encontró que en los casos en los que se usó suplementos de zinc para prevenir las enfermedades respiratorias hubo un 28% menos de riesgo de contraer síntomas relacionados con el resfriado común y un 68% menos de probabilidades de enfermar por gripe. Sin embargo, cuando los participantes fueron infectados de manera intencionada con un rinovirus humano el poder protector del zinc se redujo a un 4%.

En el caso de su uso en los tratamientos, el zinc era capaz de acortar la duración de los síntomas unos dos días cuando se usaban aerosoles o formulaciones líquidas sublinguales, además de reducir la severidad sintomática del día tres del pico de la enfermedad, no obstante, la reducción de la severidad general de los síntomas fue insignificante. También se encontró que el aerosol nasal del zinc en dosis muy bajas redujo el riesgo de enfermedad clínica.

“El zinc probablemente reduce la duración de la infección y hubo bastantes señales que nos dijeron que el zinc tiene el potencial de reducir la gravedad”

En la primera semana de la enfermedad, aquellos que usaron zinc en aerosol nasal o sublingual presentaban casi el doble de probabilidades de recuperarse que los que usaron placebo, es decir, 19 adultos más de cada 100 tenían probabilidades de seguir con síntomas tras una semana si no usaban suplementos de zinc.

“Dos cosas que la gente quiere saber cuando se resfría es cuánto tiempo va a durar y qué tan enfermo me voy a poner. Descubrimos que el zinc probablemente reduce la duración de la enfermedad y hubo bastantes señales que nos dijeron que el zinc tiene el potencial de reducir la gravedad, particularmente en ese momento pico de la enfermedad entre los días 2 y 4. Esto proporciona a los médicos y pacientes una solución viable, una alternativa al uso inadecuado de antibióticos, que sigue siendo un problema importante a nivel mundial”, explica Jennifer Hunter, una de las autoras del estudio.

Un 40% más de efectos secundarios leves y ninguno grave

En cuanto a los efectos secundarios, como las náuseas y la irritación de la boca y nariz, fueron de un 40% más probables en los participantes que tomaron zinc, pero no se informaron de efectos secundarios graves en los 25 ensayos que los monitorearon.

Estos resultados podrían indicar que el zinc sería una alternativa natural viable contra las infecciones del tracto respiratorio o como opción para aquellos que se encuentran desesperados por tiempos de recuperación lentos. Aun así, todavía existe una incertidumbre importante respecto a la eficacia de las formulaciones, de las dosis y las vías de administración, por lo que se debe interpretar con cautela.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD