PUBLICIDAD

Acariciar a perros o gatos cada día permite reducir el estrés

Acariciar durante 10 minutos al día a perros o gatos ayuda a mejorar el estado de ánimo y reduce los niveles de cortisol, proporcionando beneficios psicológicos para prevenir y hacer frente al estrés.
Escrito por: Eva Salabert

22/07/2019

Chica acariciando a un gato para reducir su nivel de estrés

Muchas universidades de Estados Unidos han implementado programas denominados 'Pet Your Stress Away', que consisten en que los estudiantes tienen la posibilidad de interactuar con gatos o perros, para aliviar así la presión a la que se encuentran sometidos por tener que asistir a clase, estudiar y realizar exámenes, al mismo tiempo que muchos también trabajan o tienen otras obligaciones que atender.

Ahora, un estudio realizado por investigadores de la Washington State University (WSU), que se ha publicado en la revista AERA Open, y en el que han participado 249 estudiantes universitarios, ha comprobado que acariciar durante 10 minutos al día a perros o gatos no solo mejora el estado de ánimo de estos jóvenes, sino que también reduce sus niveles de cortisol –la hormona del estrés–, y les proporciona beneficios psicológicos para prevenir y hacer frente al estrés.

Reducir las hormonas del estrés puede tener grandes beneficios a largo plazo tanto para la salud física, como para la salud mental

Los participantes en la investigación fueron divididos en cuatro grupos de forma aleatoria. Los del primer grupo podían interaccionar con perros y gatos durante 10 minutos –acariciándolos, jugando con ellos…–, mientras que los del segundo grupo esperaban su turno observando cómo otras personas acariciaban a los animales, y los del tercer grupo vieron estas interacciones a través de una presentación con diapositivas.

Los individuos del cuarto grupo, sin embargo, permanecieron en lista de espera, y aguardaron su turno en silencio durante 10 minutos. Durante ese tiempo no dispusieron de móviles, ni materiales de lectura u otros entretenimientos, pero se les comunicó que muy pronto podrían interaccionar con las mascotas.

Interaccionar con perros y gatos reduce los niveles de cortisol

Los investigadores tomaron muestras de cortisol en la saliva de todos los participantes desde que se despertaron por la mañana, y tras analizar todos los datos comprobaron que los niveles de cortisol eran significativamente menores en la saliva de los estudiantes que habían interaccionado directamente con los animales, y que estos resultados se mantuvieron incluso en el caso de que algunos de ellos pudieran haber tenido niveles muy elevados o bajos al empezar.

Patricia Pendry, profesora asociada del Departamento de Desarrollo Humano de la WSU, y una de las autoras del trabajo, ha explicado que aunque ya sabían que a los estudiantes les gustaba pasar tiempo con estas mascotas y que este tipo de interacciones contribuían a que experimentaran emociones positivas, deseaban averiguar si también les ayudaría a disminuir su estrés de una forma menos subjetiva. Y se demostró que así era.

La experta añade que este hallazgo es muy importante porque reducir las hormonas del estrés puede tener grandes beneficios a largo plazo tanto para la salud física, como para la salud mental. Actualmente, el equipo que lidera esta investigadora estudia los efectos de un programa de prevención del estrés asistido por animales que se desarrolla a lo largo de cuatro semanas, y cuyos resultados preliminares son muy positivos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD