Nanoanticuerpos de llama podrían prevenir el citomegalovirus humano

Desarrollan un nanoanticuerpo de llama con potencial para detectar y perseguir al citomegalovirus humano (CMV) –una infección mortal postrasplante– mientras se oculta del sistema inmune, lo que permitiría prevenirlo.
Escrito por: Eva Salabert

30/07/2021

Nanocuerpo de llama evita citomegalovirus

El citomegalovirus humano (CMV) se esconde en el interior de los glóbulos blancos y en la mayoría de las personas suele permanece inactivo y sin ser detectado durante décadas. Si se reactiva en un individuo sano por lo general no provoca síntomas. Sin embargo, cuando se trata de personas inmunodeprimidas, por ejemplo por estar en tratamiento inmunosupresor tras someterse a un trasplante de órganos, la infección por CMV puede causar graves complicaciones.

Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad de Vrije-Amsterdam (Países Bajos) y de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) ha desarrollado un nanocuerpo –un pequeño fragmento de un anticuerpo de llama– que puede ahuyentar el CMV mientras este se oculta del sistema inmune, lo que permite que las células inmunitarias detecten y eliminen a este patógeno potencialmente mortal que constituye una de las principales causas de rechazo de un órgano trasplantado.

“Este enfoque reactiva el virus lo suficiente para hacerlo visible para el sistema inmunológico, pero no lo suficiente para hacer lo que normalmente hace un virus: replicarse y propagarse”

Ian Groves, del Departamento de Medicina de la Universidad de Cambridge, ha afirmado: “Nuestro equipo ha demostrado que los nanocuerpos derivados de llamas tienen el potencial de burlar el citomegalovirus humano. Esto podría ser muy importante, ya que el virus puede causar complicaciones potencialmente mortales en personas cuyos sistemas inmunológicos no funcionan correctamente”.

Un tratamiento para prevenir o reducir la infección por CMV

Los nanocuerpos se identificaron por primera vez en los camellos y existen en todos los camélidos, entre los que se incluyen las llamas. “Tal como sugiere su nombre, los nanocuerpos son mucho más pequeños que los anticuerpos normales, lo que los hace muy adecuados para tipos particulares de antígenos y relativamente fáciles de fabricar y configurar. Por ello se considera que tienen el potencial de revolucionar las terapias de anticuerpos”, ha explicado Timo De Groof, de la Universidad de Ámsterdam y primer autor conjunto del estudio. De hecho, ya habían sido estudiados para combatir la enfermedad de Huntington, o el coronavirus.

En la nueva investigación, que se ha publicado en Nature Communications, los científicos han desarrollado nanocuerpos que se dirigen a una proteína de virus específica (US28), que se puede detectar en la superficie de una célula infectada por CMV de forma latente. Realizaron experimentos en el laboratorio con sangre infectada por el citomegalovirus y demostraron que el nanocuerpo se une a la proteína US28 y suspende las señales que se establecen a través de la proteína y contribuyen a que el virus se mantenga en su estado latente.

“Los nanocuerpos son mucho más pequeños que los anticuerpos normales, lo que los hace muy adecuados para tipos particulares de antígenos y relativamente fáciles de fabricar y configurar”

Esto permite que las células inmunitarias puedan detectar que la célula está infectada y atrapen y destruyan al virus. La primera autora del trabajo, Elizabeth Elder, ha declarado que “la belleza de este enfoque es que reactiva el virus lo suficiente para hacerlo visible para el sistema inmunológico, pero no lo suficiente para hacer lo que normalmente hace un virus: replicarse y propagarse. El virus se ve obligado a asomarse por encima del parapeto donde luego puede ser destruido por el sistema inmunológico”.

El Profesor Martine Smit, de la Universidad de Vrije-Amsterdam, ha concluido que creen que su planteamiento “podría conducir a un nuevo tipo de tratamiento para reducir –y potencialmente incluso prevenir– las infecciones por CMV en los pacientes aptos para un trasplante de órganos o de células madre”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD