La OMS desaconseja el uso de remdesivir para tratar el COVID-19

El antiviral remdesivir no proporciona beneficios importantes a pacientes con COVID-19 grave, según un nuevo informe de la OMS que señala que no reduce la necesidad de ventilación asistida, ni el riesgo de muerte.
Escrito por: Eva Salabert

20/11/2020

OMS desaconseja remdesivir en COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado que el fármaco antiviral remdesivir no resulta beneficioso para los pacientes con COVID-19 ingresados en el hospital, con independencia de la gravedad de su estado, porque actualmente no existen evidencias de que aumente sus probabilidades de supervivencia o evite la necesidad de ventilación mecánica.

Esta recomendación ha sido formulada por el Grupo de Desarrollo de Guías de la OMS, un panel internacional de expertos cuyo informe completo se ha publicado en The BMJ, y que confirma los resultados del estudio Solidarity, que tras analizar varios tratamientos –remdesivir, hidroxicloroquina, y la combinación de lopinavir/ritonavir e interferón– en 11.266 pacientes hospitalizados no encontró que ninguno de ellos "afectara sustancialmente la mortalidad" o "redujera la necesidad de ventilar a los pacientes".

La OMS señala que remdesivir no tiene un efecto significativo sobre la mortalidad, la necesidad de recibir ventilación mecánica, o el tiempo que tardan en recuperarse los pacientes

Remdesivir fue el primer tratamiento antiviral que se aprobó para combatir el COVID-19 grave; en mayo la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) aprobó su uso de emergencia, y en julio la Comisión Europea autorizó su comercialización condicional.

Comparación de diferentes tratamientos del COVID-19

La nueva recomendación se basa en la revisión de las evidencias disponibles que comparan los efectos de diversos tratamientos farmacológicos para la infección por coronavirus, que incluyen datos de cuatro ensayos aleatorizados internacionales en los que participaron más de 7.000 pacientes hospitalizados por COVID-19.

Tras analizar con detalle estas evidencias el panel de expertos de la OMS, que incluye a especialistas de todo el mundo, entre ellos cuatro personas que han tenido COVID-19, ha llegado a la conclusión de que remdesivir no tiene un efecto significativo sobre la mortalidad u otros resultados relevantes para los pacientes, como la necesidad de recibir ventilación mecánica o el tiempo que tardan en recuperarse de la enfermedad.

El panel de expertos sí recomienda tratamientos alternativos como la dexametasona, un corticosteroide que ha demostrado reducir la mortalidad en pacientes con COVID-19 gravemente enfermos

Estos expertos han reconocido que la certeza de la evidencia es baja y no demuestra que remdesivir no proporcione ningún beneficio, sino que no existen evidencias basadas en los datos disponibles actualmente de que este fármaco mejore el pronóstico de los pacientes, por ello, ante la posibilidad de que se produzcan efectos secundarios, y teniendo en cuenta el coste relativamente alto del tratamiento y que se debe administrar por vía intravenosa, consideran que no es conveniente recomendar su uso.

A pesar de ello, animan a Gilead –la farmacéutica que ha desarrollado el medicamento– a que continúe los ensayos clínicos con remdesivir, sobre todo para aportar una mayor certeza de evidencia para los diferentes grupos específicos de pacientes. De hecho, hay varios ensayos clínicos internacionales en curso para evaluar la seguridad y eficacia del remdesivir en diferentes tipos de pacientes y formulaciones, y en combinación con otras terapias.

El panel de expertos sí recomienda otros tratamientos alternativos, como la dexametasona, un medicamento corticosteroide barato y de fácil acceso, que se utiliza desde hace más de medio siglo para tratar enfermedades de tipo inflamatorio, y que ha demostrado reducir la mortalidad en pacientes con COVID-19 gravemente enfermos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD