Primer fármaco contra el alzhéimer autorizado en EE.UU. en 20 años

La FDA de EE.UU. aprueba por la vía acelerada un controvertido nuevo fármaco para el alzhéimer –Aduhelm– que reduce las placas beta amiloide en el cerebro de los pacientes y podría frenar el deterioro cognitivo ligado a la enfermedad.
Escrito por: Eva Salabert

08/06/2021

Alzhéimer: nuevo fármaco en 20 años

Aducanumab (Aduhelm) es un fármaco contra el alzhéimer desarrollado por Biogen, una compañía biotecnológica norteamericana especializada en neurociencias, que se ha convertido en el primer tratamiento para combatir el deterioro cognitivo caudado por la enfermedad aprobado por la FDA (Agencia de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos) en casi dos décadas, en concreto desde que se aprobó la memantina en 2003.

Este medicamento puede disminuir las placas de proteína beta-amiloide que se acumulan en el cerebro de los pacientes con alzhéimer y, de esta forma, podría frenar la progresión del deterioro ligado a este tipo de demencia que afecta la capacidad de una persona para recordar y pensar. La FDA ha anunciado su autorización a través de la vía de aprobación acelerada que se usa para brindar un acceso más temprano a fármacos que están indicados para tratar patologías graves o que puedan causar la muerte “cuando existe una expectativa de beneficio clínico a pesar de cierta incertidumbre sobre el beneficio clínico del medicamento”.

Los pacientes de alzhéimer que fueron tratados con Aduhelm experimentaron una significativa disminución de las placas beta-amiloides, que se cuantificó con estudios PET

Los tratamientos contra el alzhéimer que se emplean actualmente “solo tratan los síntomas de la enfermedad”, como ha destacado la directora del Centro para la Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA Patrizia Cavazzoni, mientras que Aduhelm “es la primera terapia que se dirige a la patofisiología fundamental de la enfermedad –es decir–, que se enfoca y afecta el proceso de la enfermedad subyacente del alzhéimer”. “Como se ha visto en la lucha contra el cáncer, la aprobación acelerada puede ofrecer tratamientos a pacientes de manera más ágil, mientras se sigue investigando e innovando”, ha añadido la experta.

Controvertido fármaco contra el alzhéimer requerirá más ensayos

Aduhelm es un anticuerpo monoclonal que se administra en una dosis intravenosa cada cuatro semanas, cuyo precio será de 56.000 dólares al año (46.000 euros) –el precio para los pacientes puede variar en función de la cobertura de su seguro– y la FDA lo ha aprobado en base a los resultados de tres estudios en los que han participado 3.482 pacientes y que han mostrado que los que fueron tratados con el fármaco experimentaron una significativa disminución de las placas beta-amiloides dosis-dependiente relacionada con la duración del tratamiento, y que se cuantificó con estudios por tomografía por emisión de positrones PET, mientras que en aquellos a los que se administró placebo no se observó ninguna reducción.

La FDA requiere que Biogen realice un nuevo ensayo clínico controlado y aleatorizado que permita verificar el beneficio del medicamento una vez esté ya a la venta

La aprobación de este producto, sin embargo, no está exenta de controversia, ya que el laboratorio habría frenado dos ensayos previos (en 2019) después de que dos monitores independientes no encontraran beneficios para los pacientes, e incluso el propio comité científico asesor de la FDA había recomendado que se denegase su aprobación hace solo unos meses porque según aseguraban no había datos suficientes que avalaran sus efectos contra el alzhéimer. Por ello, en los términos de la aprobación acelerada otorgada por la FDA este organismo requiere que Biogen realice un nuevo ensayo clínico controlado y aleatorizado (fase 4) que permita verificar el beneficio del medicamento, ya que si no cumple este objetivo se podría retirar su autorización.

Expertos externos a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos han mostrado su desaprobación tanto al proceso utilizado para alcanzar esta autorización, ya que estiman que se han saltado pasos y que los resultados de los estudios no son lo suficientemente concluyentes para avalar este fármaco, como al objetivo al que se dirige Adulhelm, ya que algunos consideran que atacar la placa de amiloide –la teoría de que sea la principal causa de este deterioro cognitivo no está del todo probada– tiene un impacto mínimo a la hora de intentar frenar el deterioro cognitivo.

Conviene también aclarar que el éxito del fármaco no se ha medido en los ensayos por la mejora cognitiva que pueda producir, sino por la desaceleración de la tasa de deterioro cognitivo y funcional. En cuanto a los posibles efectos adversos de Aduhelm, los pacientes tratados con este fármaco pueden experimentar dolor de cabeza, mareo, confusión o desorientación, alteraciones de la visión o del estado mental, caídas, náuseas, diarrea y reacciones de hipersensibilidad como urticaria y angioedema.

Aduhelm no se comercializa por ahora en España, Biogen ha solicitado su aprobación en la Agencia Europea del Medicamento (EMA), cuya decisión al respecto se espera en los próximos meses. Como indican desde la Sociedad Española de Neurología (SEN), otros dos fármacos de características muy similares de las farmacéuticas Roche (gantenenumab) y Eisai (lecanemab) están realizando estudios de fase 3 en los que participan varios centros españoles y que se completarán a finales del 2023 y 2024 respectivamente. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD