PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Mente y emociones

Día mundial de la voz: cómo deben cuidarla los profesionales

La voz es una herramienta clave para comunicarnos, especialmente para los profesores y otros profesionales. En el Día Mundial de la Voz, damos consejos para mimar vuestras cuerdas vocales y evitar trastornos vocales.
Escrito por: Natalia Castejón

13/04/2018

Mujer con problemas en la voz

Una de cada 13 personas padece trastornos de la voz.

Cada 16 de abril tiene lugar el Día Mundial de la Voz y este año se ha centrado en prevenir los trastornos vocales, principalmente en uno de los colectivos que más utilizan la voz y cuyo trabajo depende de ella, los docentes. Desde el Colegio de Logopedas de Madrid informan que según las estimaciones el 40% de los profesores tienen problemas en la voz, por lo que es importante que este colectivo tome medidas para cuidar sus cuerdas vocales, pues la mayoría de las afecciones se pueden evitar de manera sencilla.

Con motivo de este día, la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) ha hecho hincapié en la importancia de acudir al otorrinolaringólogo para someterse a una laringoscopia si se presenta una disfonía o ronquera que supere la semana de duración, especialmente en los trabajadores que más riesgo de tener patologías de la voz, como profesores, teleoperadores, cantantes o incluso en personas fumadoras.

El 40% de los profesores presenta algún problema en la voz

También han expuesto que una de cada 13 personas padece trastornos de la voz y que la mayor parte de ellos no tratan correctamente este problema, lo que puede derivar en problemas más graves como nódulos o edemas. Entre los síntomas que se deben tener en cuenta se encuentran la ronquera, el carraspeo, la tos continuada o la necesidad de forzar la voz.

Consejos para que los profesores y otros profesionales cuiden la voz

La voz es la que nos permite comunicarlos con los demás y es muy importante en nuestra socialización, pero especialmente en muchas profesiones donde es una herramienta clave y cualquier problema puede dejarnos laboralmente fuera de combate. Por este motivo, es fundamental aprender a prevenir los trastornos vocales, algo muy sencillo si se siguen los consejos que nos han proporcionado la SEORL-CCC, Rosa María Cabeza, secretaria de la Junta de Gobierno del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid, y la Dra. Adriana Pérez García, del Hospital La Milagrosa (Madrid):

  • Evitar el tabaco, tanto si eres fumador activo como pasivo, pues el humo puede llegar a irritar las cuerdas vocales y además puede provocar la aparición de edemas, pólipos e incrementa el riesgo de cáncer de laringe.
  • Hablar en un tono medio, sin gritar y sin esfuerzo vocal. Hay que conocer las posibilidades de nuestra voz y hablar acorde a ellas. Para no forzarla una posibilidad es la de utilizar un micrófono para impartir clases o conferencias.
  • No hablar en sitios ruidosos, como salas de conciertos o discotecas, que superen los 85 decibelios pues este esfuerzo para hacerse oír puede dañar las cuerdas vocales. Algunas alternativas pueden ser vocalizar y gesticular mucho y hablar de frente al locutor.
  • Evitar hablar en los sitios que hay mucho polvo. Por ejemplo el de las tizas puede resecar mucho la garganta de los profesores.
  • Descansar la voz a menudo. No se debe hablar durante más de cuatro horas seguidas ni cantar durante más de dos. Es recomendable hacer silencios de 15 o 20 minutos unas dos o tres veces al día, así como limitar las horas que nos pasamos hablando por teléfono.
  • Mantenerse hidratado es clave para las mucosas de las cuerdas vocales, por eso lo adecuado es beber al menos dos litros de agua cada día y evitar el alcohol o la cafeína, que al ser diuréticos promueven la deshidratación. Un truco para conseguirlo puede ser tener siempre una botella de agua a mano, comer con agua y evitar los caramelos de menta, pues resecan todavía más.
  • No abuses de la comida picante o de las especias, ya que aumentan la producción de ácido que puede causar reflujo en la garganta o en el esófago.
  • Toma bastante fruta, vegetales y alimentos ricos en fibra, pues contienen vitaminas A, E y C que cuidan tu garganta.
  • Mantener una postura adecuada. se debe evitar tener la barbilla demasiado levantada al hablar pues se fuerza la voz.
  • Debes evitar utilizar el aire residual pulmonar al hablar, no fuerces el habla hasta sentir ahogo, este esfuerzo puede dañar tus cuerdas vocales. Respira desde el diafragma y de manera profunda.
  • Duerme bien. La falta de descanso puede reflejarse en la voz, por ello se recomienda dormir siempre más de seis horas.
  • No utilices enjuagues o colutorios con alcohol, una alternativa para tu higiene puede ser el agua con sal.
  • Mantener el hogar con un ambiente adecuado. Los sitios muy húmedos o muy secos atentan contra la seguridad de las cuerdas vocales. Hazte con un humidificador y asegúrate de que tu casa tenga un 30% de humedad. Tampoco abuses de la calefacción ni del aire acondicionado.
  • Ten especial cuidado cuando viajes en avión, pues suele tratarse de un espacio con ruido donde se suele forzar la voz, con el añadido de que es un ambiente bastante seco.
  • Evita el carraspeo, pues este esfuerzo es muy violento para las cuerdas vocales. Sustitúyelo por beber agua, tragar saliva, hacer vibrar los labios o hacer vahos.
  • Revisa su salud. Los profesionales que trabajan con su voz deben revisársela periódicamente para evitar problemas y si es necesario acudir a terapias de voz, que les ayudarán a cuidarse las cuerdas vocales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD