PUBLICIDAD

El patrón de consumo de marihuana tiende a repetirse en los hijos

Los hijos de padres que en su adolescencia consumieron marihuana tienden a repetir esta adicción. En cambio, dicho riesgo es menor cuando los padres empezaron a fumar cannabis siendo ya adultos.
Escrito por: Caridad Ruiz

05/11/2019

Padres fumando marihuana

Cuando un adolescente consume marihuana, y aunque solo lo haga en esa etapa de su vida, podría condicionar que años después su hijo repita este comportamiento. A esta sorprendente conclusión han llegado científicos del Grupo de Investigación de Desarrollo Social, de la Universidad de Washington (EE.UU.). Un resultado preocupante si se tiene en cuenta que según la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas 2017-2018, del Ministerio de Sanidad, un 14,3% de los menores españoles de 18 años consumieron cannabis en el último año, y que la edad media de consumo de esta sustancia en nuestro país son los 18,4 años.

Para su trabajo, publicado en la revista Psychology of Addictive Behaviors, los investigadores de la Universidad de Washington, retomaron unos estudios que se habían realizado en los años 80, con chicos que aún estaban en la escuela primaria. Entonces se les agrupó en función de la frecuencia de consumo de marihuana y cuándo empezaron con este comportamiento. Según los resultados, se les clasificó en cuatro patrones de conducta diferentes: los que no habían tomado marihuana, los que solo habían consumido cannabis en la adolescencia, los que lo había hecho desde el fin de esta hasta los 20 años y los consumidores crónicos, es decir aquellos que tenían un uso continuo y frecuente de esta droga.

En 2002, esos mismos investigadores reclutaron a los participantes del primer estudio que habían sido padres, y que para entonces tenían unos 27 años, y entrevistaron a sus hijos. Un total de 380 niños, respondieron a preguntas sobre el consumo de alcohol y de marihuana entre los 10 y los 20 años. Los autores del trabajo a continuación relacionaron el consumo de cannabis con el de sus hijos y cómo se comportaban frente al alcohol.

Menos riesgo de consumo en los hijos de los que no fumaron cannabis

Así comprobaron que los niños y adolescentes hijos de los consumidores crónicos tenían 4,5 veces más probabilidades de tomar marihuana y un 2,75 veces más de beber alcohol que los descendientes de padres que no habían fumado cannabis. Pero lo más sorprendente fue que los vástagos de los que solo lo habían hecho durante la adolescencia tenían un 2,5 veces más de probabilidades de consumir marihuana y un 1,8 veces más de beber alcohol que los hijos de los no consumidores. En cambio, los hijos de estos y de los que habían empezado a fumar marihuana tras la adolescencia tenían menos riesgo de tomar marihuana. El porqué se dan estos resultados es algo que, según la autora principal del estudio, Marina Epstein, habría que estudiar. Sugiere que podría haber una relación entre fumar marihuana en la adolescencia y su talante hacia este mismo comportamiento en sus hijos.

La actitud de los padres que habían fumado marihuana en la adolescencia frente a este comportamiento quizás sea el motivo de que sus hijos también consuman esta droga

El primer estudio del mismo grupo de trabajo también indagó cómo había afectado a su salud y su comportamiento. Encontraron que los jóvenes que habían fumado marihuana en la adolescencia tenían unos resultados académicos y económicos más bajos que aquellos que empezaron a consumirla ya adultos o que nunca lo tomaron. Los consumidores crónicos presentaron peor salud mental, resultados académicos más bajos, menor estabilidad financiera y mayor tendencia a comportamientos criminales.

La marihuana según la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas 2017-2018, del Ministerio de Sanidad, el cannabis era la droga ilegal más consumida. Un 35,2% de la población española entre 15 y 64 años reconoce haberlo hecho alguna vez en su vida. La edad media de consumo son los 18,4 años.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD