PUBLICIDAD

Los atracones de alcohol en adolescentes se asocian a menor masa ósea

Las mujeres adolescentes que se dan atracones de alcohol con regularidad tienen menos masa ósea en la columna, lo que puede predecir un mayor riesgo de problemas de salud de los huesos en la edad adulta.
Escrito por: Eva Salabert

20/06/2018

Jóvenes dándose atracones de alcohol

Las mujeres suelen alcanzar el pico de densidad ósea en la columna entre los 20 y los 25 años de edad.

El consumo abusivo de alcohol durante la adolescencia, al menos en el caso de las mujeres, puede perjudicar la salud ósea a largo plazo, según un estudio que se acaba de publicar en Journal of Studies on Alcohol and Drugs, y que revela que las adolescentes que se dan atracones de alcohol –un fenómeno conocido como binge drinking– con regularidad, pueden tener dificultades para alcanzar el pico de masa ósea.

En la investigación participaron 87 mujeres de entre 18 y 20 años, una etapa en la que la masa ósea todavía debería estar aumentando, ya que lo normal es que las mujeres alcancen el pico de densidad ósea en la columna entre los 20 y los 25 años de edad. Estas jóvenes respondieron a cuestionarios sobre su estilo de vida y se sometieron a pruebas para medir su densidad ósea en la espina dorsal.

Enfermedades óseas en la edad adulta, como la osteoporosis, podrían estar relacionadas con el consumo excesivo de alcohol a edades tempranas

Se pidió a estas jóvenes que recordasen con cuánta frecuencia se habían dado atracones de alcohol (tomar cuatro o más copas de alcohol en un periodo de dos horas) cuando cursaban la enseñanza secundaria, y los investigadores comprobaron que aquellas que practicaban binge drinking con frecuencia desde la escuela secundaria (al menos 115 veces, o casi dos veces al mes, de media) tenían menos masa ósea que sus coetáneas que no lo habían hecho.

El binge drinking aumenta el riesgo de osteoporosis

Estos resultados se obtuvieron tras ajustar otros posibles factores que influyen sobre la densidad ósea, como el ejercicio físico, el tipo de dieta y el hábito de fumar y, según ha explicado Joseph LaBrie, profesor de psicología en Loyola Marymount University en Los Ángeles, y director de la investigación, sugieren que a la lista de consecuencias negativas que tiene el binge drinking para las mujeres se podría añadir una pobre salud ósea.

Los hallazgos, además, se suman a otros de estudios previos que ya asociaron el consumo excesivo de alcohol con una menor masa ósea y un mayor riesgo de fractura en adultos mayores, y podrían sugerir que los problemas de los huesos que aparecen durante la adultez están relacionados con beber alcohol a edades tempranas. De hecho, investigaciones realizadas con animales también indican que la ingesta de alcohol puede impedir el correcto desarrollo de los huesos.

LaBrie también ha advertido de que cualquier factor que impida que una mujer joven alcance su pico de masa ósea probablemente aumentará su riesgo de desarrollar osteoporosis en el futuro. Por ello, anima a que además de la práctica de ejercicio, el suficiente aporte de calcio y vitamina D, y el cese del hábito tabáquico, se aconseje a los jóvenes que eviten el binge drinking para preservar la salud de sus huesos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD