PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Crean un hidrogel que reduce la inflamación y el dolor de la artritis

Diseñan un hidrogel que absorbe el exceso de líquido sinovial que provoca la inflamación de las articulaciones en pacientes con artritis reumatoide, y ayuda a tratar el dolor con fármacos desde el origen del problema.
Artritis reumatoide

El dolor y la inflamación provocadas por el líquido sinovial de la artritis podrían acabarse con el nuevo hidrogel.

27 de Octubre de 2017

La artritis reumatoide es una enfermedad en la que el sistema inmune ataca por error al cartílago de las articulaciones hasta que lo destruye. Cuando acaba por completo con él, se comienza a acumular el líquido sinovial, dando lugar a la inflamación de las articulaciones y a un intenso dolor. Ambos síntomas se podrían evitar gracias a un nuevo hidrogel desarrollado por un grupo de investigadores del Instituto para la Ciencia Básica (IBS) de Daejeon, en Corea del Sur.

Este nuevo tratamiento para la artritis está formado por una base de acrilamida junto con un agente reticulante llamado NOCCL. Además, tiene grandes cantidades de agua y no es tóxico para el organismo. Kim Won Jong, uno de los autores del estudio, asegura que el nuevo gel actúa sobre el óxido nítrico (NO), que es el responsable de la inflamación y el dolor en estos pacientes.

La importancia del óxido nítrico en la artritis reumatoide

En el estudio, publicado en la revista Advanced Materials, se explica que el óxido nítrico puede tener consecuencias muy diferentes. Protege a nuestro organismo de los patógenos del exterior y controla la inflamación; sin embargo, en exceso es tóxico, y puede ser una de las causas de la artritis reumatoide, además de otras enfermedades autoinmunes, cardiovasculares, e incluso cáncer.

El nuevo hidrogel actúa frente al óxido nítrico, que en grandes cantidades provoca la aparición de la artritis reumatoide

Hasta ahora el tratamiento de la artritis reumatoide se ha realizado con antiinflamatorios, que no ejercían ningún efecto sobre el óxido nítrico. Uno de los retos a los que se enfrentaban los investigadores es que el NO solo permanece libre durante menos de 10 segundos, y pasado ese tiempo se une a otras moléculas, siendo más difícil de tratar. Pero el estudio demuestra que el hidrogel es suficientemente rápido para poder tratar a este gas, causante del dolor e inflamación.

Los experimentos que han realizado en el estudio han demostrado que el nuevo hidrogel detecta y se une al óxido nítrico, y una vez lo hace rompe los puentes que existen entre las moléculas de acrilamida, lo que cambia su composición. El siguiente paso es que, con esa variación en su estructura, el hidrogel se destruye y libera el fármaco que contiene, y que es el encargado de absorber el exceso de líquido sinovial.

En las articulaciones sanas este líquido tiene bajos niveles de óxido nítrico, pero estas cantidades son muy superiores en las articulaciones con artritis reumatoide u otras enfermedades relacionadas con la inflamación. La causa es que las células inmunes generan este gas, que provoca la pérdida del cartílago.

Kim Won Jong ha explicado que el siguiente paso del estudio es comprimir el hidrogel a una escala pequeña, en nanómetros, y usarlo como pruebas en ratones con artritis reumatoide. Además, añade, este tipo de tratamientos también podrían llegar a usarse para combatir otras enfermedades que tienen una sobreexposición al óxido nítrico, y como sensor ambiental, pues el NO es un gas contaminante que expulsan los coches.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD