El asma alérgico podría aportar cierta protección frente al COVID-19

Las personas con asma de tipo alérgico parecen ser menos propensas a padecer COVID-19 grave, según un estudio del Vall d'Hebron que revela que solo el 3,2% de los pacientes hospitalizados graves por coronavirus tenían asma.
Escrito por: Eva Salabert

24/11/2020

Asma alérgico protegería del coronavirus

La infección por coronavirus suele provocar síntomas más graves en personas con determinados factores de riesgo, como obesidad, hígado graso, diabetes, EPOC, o enfermedades cardiovasculares, entre otros problemas de salud, entre los que al principio de la pandemia se pensaba que también podría estar el asma. Sin embargo, un nuevo estudio español ha comprobado que los pacientes con asma de tipo alérgico son menos propensos a padecer COVID-19 grave y ser hospitalizados por ello.

La investigación, que ha sido realizada por el grupo de expertos de Neumología del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR) y se ha publicado en ERJ Open Research, revela que solo el 3,2% de los pacientes hospitalizados con COVID-19 grave tenía asma, una prevalencia inferior a la de la población general, que en nuestro ámbito geográfico ronda el 6%.

De los cuatro fenotipos estudiados, los pacientes que parecen estar más protegidos son los que tienen asma alérgico, “que representa el 70%-80% de los casos en niños”

Según ha declarado el Dr. Xavier Muñoz, neumólogo e investigador principal del VHIR y miembro del Ciber Enfermedades Respiratorias (CIBERES), al principio de la pandemia “pensábamos que los afectados por enfermedades respiratorias serían de alto riesgo”, pero “en abril empezamos a estar sorprendidos de que los asmáticos prácticamente no ingresaban en los hospitales”.

Otros estudios realizados en China, Corea y Nueva York también mostraron que en los asmáticos la incidencia no era mayor, un hallazgo confirmado por trabajos posteriores y que también apoyan los resultados del nuevo estudio, en el que han participado 71 pacientes asmáticos que fueron ingresado con neumonía por SARS-CoV-2 en el Hospital Universitario Vall d'Hebron entre el 1 de marzo y el 30 de junio.

Menos COVID-19 grave en pacientes con asma alérgico

Los investigadores analizaron datos sobre el tipo de asma, su gravedad, el tratamiento que seguían para controlar la enfermedad y la gravedad del COVID-19, que se valoró dependiendo de las necesidades de oxígeno, soporte ventilatorio y los hallazgos de la radiografía de tórax. Observaron que de los cuatro fenotipos diferentes estudiados, los pacientes que parecen estar más protegidos son los que tienen asma alérgico, “que representa el 70%-80% de los casos en niños y alrededor del 50% entre los asmáticos adultos”, indica el neumólogo.

Según este experto “es menos probable que se contagien y si se contagian, la enfermedad puede ser menos grave”, aunque advierte que eso no significa que “no se tengan que proteger ni bajar la guardia, porque pueden enfermar y de forma grave. Que tengan menos riesgo no quiere decir que no pueda suceder”.

Por qué el asma alérgico podría proteger frente al coronavirus

La principal hipótesis que barajan los investigadores para explicar por qué padecer asma alérgico podría constituir un factor protector frente al coronavirus es que las células de estos pacientes “expresan en menor medida un receptor que mayormente se involucra en la entrada del virus en las células”, y al haber menos receptores disminuyen también las probabilidades de desarrollar COVID-19. También podría influir que “la inflamación que se produce en el asma compite de alguna manera con la inflamación generada por el virus y esta competencia hace que el efecto del SARS-CoV-2 quede muy reducido”.

La cortisona inhalada que toman los asmáticos podría prevenir la infección por coronavirus, o ayudar a reducir su gravedad en caso de contraerla

Otra de las teorías es que la cortisona inhalada que toman los asmáticos pudiera prevenir la infección o ayudar a reducir su gravedad en caso de contraerla. Para comprobarlo, dice el Dr. Muñoz, hospitales españoles y de otros países están colaborando para llevar a cabo un ensayo clínico coordinado por el Hospital Clínic de Barcelona “para administrar este inhalador a los pacientes que ingresan con Covid y ver si los que lo reciben desarrollan una forma menos grave de la enfermedad”.

Los resultados de este trabajo mostrarán si el fármaco es útil en estos pacientes, pero los hallazgos del estudio del VHIR sugieren que el asma no es un factor de riesgo para desarrollar COVID-19, al menos en pacientes hospitalizados con formas más graves de la enfermedad, afirma María Jesús Cruz, jefa del grupo de Neumología del VHIR, que añade que “si también tenemos en cuenta que 54 (76%) de los 71 pacientes afectados presentaban comorbilidades que se ha demostrado que están directamente relacionadas con la afectación del SARS-CoV-2, la prevalencia de asmáticos sin otras alteraciones que padecen enfermedad grave se reduce al 0,8%.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD