PUBLICIDAD

Tomar los antihipertensivos por la noche reduce el riesgo de infarto

Los pacientes hipertensos tienen la tensión arterial mejor controlada y un menor riesgo de complicaciones cardiovasculares cuando toman su medicación por la noche en vez de por la mañana, según un estudio vigués.
Escrito por: Caridad Ruiz

24/10/2019

Persona tomando antihipertensivos antes de dormir

Actualmente en las pautas para el tratamiento de la hipertensión arterial no se aclara si hay que tomar los fármacos antihipertensivos por la noche o por el día, tal y como recuerda el profesor de Bioingeniería y Cronobiología de la Universidad de Vigo, Ramón Hermida. Es más, muchos facultativos suelen recomendar la ingesta matinal, sin que ningún estudio demuestre que esta pauta reduzca el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, según revela un estudio capitaneado por Hermida, y realizado en los Laboratorios de Bioingeniería y Cronobiología de la Universidad de Vigo, cuando los medicamentos para tratar la hipertensión se toman por la noche antes de acostarse, en lugar de por la mañana, la tensión arterial está mejor controlada, y se reduce en un 45% el riesgo de sufrir un infarto cardiaco, un accidente cerebrovascular, o una insuficiencia cardiaca,.

La investigación, publicada en European Heart Journal, en la que han intervenido 292 médicos, forma parte del Proyecto Hygia, y es la mayor realizada sobre la cronoterapia de los antihipertensivos. Los investigadores ajustaron los análisis realizados a los factores de riesgo individuales de los participantes, como sexo, edad, niveles de colesterol, tabaquismo, presencia de patologías como la diabetes o los problemas renales…

Los pacientes que tomaban su tratamiento antes de acostarse reducían en un 66% el riesgo de morir por patología cardiovascular, y en un 44% el de sufrir un infarto de miocardio

Observaron que los pacientes que tomaban su tratamiento antihipertensivo antes de acostarse, en comparación con aquellos que se medicaban por la mañana, reducían en un 66% el riesgo de morir por patología cardiovascular, en un 44% el de sufrir un infarto de miocardio, en un 42% la insuficiencia cardíaca, en un 49% el accidente cerebrovascular, y en un 40% la necesidad de someterse a una revascularización coronaria, una intervención que se realiza cuando hay una obstrucción de las arterias coronarias, que consiste en utilizar venas o arterias de alguna otra parte del cuerpo.

La ingesta matinal de los antihipertensivos carece de aval científico

En este trabajo se ha analizado a 19.084 pacientes diagnosticados de hipertensión, 10.614 varones y 8.470 mujeres, procedentes de 40 centros de atención primaria del Servicio Gallego de Salud. Casi la mitad de los participantes –9.532– tomaron las pastillas para el control de la tensión por la mañana, y el resto –9.552– por la noche, durante los más de seis años de media que duró el estudio. Durante ese tiempo se les controló la tensión arterial durante al menos 48 horas tras cada visita clínica, y como mínimo una vez al año.

Así, comprobaron que los pacientes hipertensos medicados al acostarse tenían una presión arterial menor de día y, sobre todo, de noche. En un estudio anterior, el equipo de la Universidad de Vigo ya había demostrado que la tensión arterial sistólica –popularmente conocida como alta– durante las horas de sueño es un marcador de riesgo cardiovascular. En el trabajo actual han comprobado que tener ese parámetro bajo reduce las posibilidades de sufrir enfermedades del corazón.

La hipertensión, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a uno cada cinco adultos y es la causa de 9,4 millones de muertes cada año en el mundo. En España se calcula que casi el 43% de la población adulta es hipertensa, y que el 37,4 está sin diagnosticar.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD