PUBLICIDAD

El tabaco también puede ser letal para la salud cardiovascular

El tabaco, además de ser un factor de riesgo de cáncer, también incrementa la presión y frecuencia cardiaca, lo que hace más probable sufrir un infarto o un ictus, así lo ha recordado la OMS en el Día Mundial Sin Tabaco.
Escrito por: Natalia Castejón

31/05/2018

El tabaco también puede ser letal para la salud cardiovascular

El tabaco contiene 7.000 sustancias químicas nocivas para la salud, como la nicotina o el monóxido de carbono.

El tabaco rompe corazones, ese ha sido el lema que ha escogido la Organización Mundial de la Salud (OMS) este año para el Día Mundial Sin Tabaco, que tiene lugar cada 31 de mayo. Con él se pretende concienciar a la población mundial de que los cigarrillos tienen muchas más consecuencias negativas para la salud de lo que popularmente se conoce.

El tabaco contiene 7.000 sustancias químicas nocivas para la salud, como la nicotina o el monóxido de carbono. Casi todas las personas entienden que fumar puede causar cáncer, especialmente cáncer de pulmón, pero son bastantes menos los que saben que también constituye un factor que incrementa el riesgo de sufrir enfermedades coronarias –como el infarto de miocardio–, accidentes cardiovasculares –como el ictus– o enfermedad vascular periférica.

La exposición al humo de segunda mano causa cerca de 890.000 muertes anuales prematuras, de las cuales el 55% se corresponden a cardiopatías isquémicas

Un ejemplo de este desconocimiento de los efectos del tabaco sobre la salud cardiovascular nos lo dan los datos de la Encuesta Global de Tabaco para Adultos (GATS), incluida en el estudio de la OMS, en la que se observó que el porcentaje de adultos que no creen que fumar cause accidentes cerebrovasculares es de un 73% en China, mientras que el 40% de los mexicanos no saben que fumar aumenta el riesgo de infarto cerebral, mientras que esta cifra se sitúa en el 26% en Panamá, Argentina y Brasil y en el 24% en Uruguay. En cuanto al aumento del riesgo de ataque al corazón, lo desconocen el 20% de los mexicanos, el 16% de los panameños, el 13% de los brasileños, el 9% de los argentinos y el 8% de los uruguayos.

El tabaco –también el que se inhala de manera pasiva– es el responsable de la muerte de más de 7 millones de personas cada año y está relacionado con el 17% de los fallecimientos por enfermedades cardiovasculares, que se contabilizan en tres millones al año. En cuanto al denominado humo de segunda mano causa cerca de 890.000 muertes anuales prematuras, de las cuales el 55% (unas 489.500) se atribuyen a la cardiopatía isquémica. Este tipo de tabaquismo pasivo también se ha relacionado con cardiopatías en los niños y más riesgo de fragilidad artritis reumatoide

Menos fumadores, pero a un ritmo lento

Las cifras sobre el consumo de tabaco han descendido un 7% desde el año 2000. Así, mientras que en el comienzo del nuevo milenio el 27% de la población mundial fumaba –unas 1.650 millones de personas–, en 2016 esa cifra se ha visto reducida al 20% –cerca de 1.200 millones de fumadores–. Sin embargo, esta bajada no es suficiente como para conseguir llegar al objetivo acordado por la OMS de lograr que 500 millones de personas enganchados al tabaco dejen de tener este mal hábito, lo que supone que el 30% de los fumadores del año 2000 dejasen de serlo. La organización ha declarado que con la cadencia vista hasta ahora, en 2025 solo se habría logrado una reducción de un 22%.

A día de hoy, según el nuevo informe, son 1.100 millones de adultos los que fuman, y 367 millones los que lo hacen de manera pasiva. Llama la atención la gran diferencia que hay en el consumo entre hombres y mujeres, en el 2000 el 43% los varones fumaban, en 2015 esa cifra ha descendido al 34%. Sin embargo, la cifra de las mujeres que inhalaban el humo de los cigarrillos de manera activa fue del 11% y el 6%, año 2000 y 2015 respectivamente.

Si eres de los que después de leer esto se está planteando apartar de su vida los cigarrillos, aquí tienes 16 consejos para empezar tu nueva vida libre de humo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD