Optimizan test Elisa para detectar la malaria de forma rápida y barata

Uno de los problemas de la malaria es la falta de herramientas diagnósticas rápidas y baratas. Ahora, investigadores españoles han optimizado el ensayo ELISA para detectar la infección en una hora y con una sensibilidad parecida a la PCR.
Escrito por: Natalia Castejón

04/06/2021

Científico en el laboratorio realizando un test Elisa

Cada año cientos de millones de personas se infectan con la malaria, una enfermedad infecciosa causada por la picadura de las hembras de mosquito Anopheles, que se ha categorizado como una de las más mortíferas del planeta. Son muchas las estrategias que se están llevando a cabo para intentar frenar los contagios, pero una de las grandes limitaciones que existen es que no hay acceso a herramientas diagnósticas rápidas, sensibles y fáciles de usar que ayuden en el tratamiento precoz.

Para acabar con esto, un equipo de investigadores del CIBER de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN) del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) han optimizado un ensayo ELISA (Enzyme Linked ImmunoSorbent Assay), que permite hacer un diagnóstico de la malaria en menos de una hora, de manera automatizada, sencilla y a un precio más barato.

Han optimizado la técnica ELISA para detectar los parásitos de la malaria en menos de una hora, de manera sencilla y con un menor coste

La técnica ELISA convencional consiste en una prueba de laboratorio que detecta antígenos en la sangre, orina o esputos mediante un marcador enzimático que genera un producto con color en función de la cantidad de antígenos detectados, en el caso de la malaria, parásitos de la enfermedad (Plasmodium spp). Esta prueba diagnóstica suele tardar entre 6 y 8 horas además de requerirse un laboratorio especializado para su análisis.

Resultados en menos de una hora y de manera masiva

Sin embargo, este grupo de investigadores ha publicado un estudio en Analytica Chimica Acta, en el que han optimizado el proceso de esta prueba para conseguir resultados en tan solo una hora, de manera masiva, pues permite el análisis de un gran número de muestras a la vez, sensible al nivel de una PCR (reacción en cadena de la polimerasa), automatizable y que genera unos datos cuantificables, sabiendo el número de parásitos de la muestra.

“Hemos sustituido el marcador enzimático convencional por un polímero enzimático amplificador más eficiente y que genera señales más altas en menos tiempo. de esta manera, junto a una utilización minuciosa de los diferentes pasos y componentes del ensayo, hemos podido acortar la duración del mismo y detectar la malaria en menos de una hora y con una sensibilidad que se acerca a la PCR, una técnica muy sensible que detecta el material genético del parásito pero que es demasiado sofisticada y cara para el trabajo de campo”, explica Eva Baldrich, una de las investigadoras.

Para conseguir erradicar la malaria del planeta se debe enfatizar las mejoras en el terreno sanitario, como con estas pruebas diagnósticas rápidas que permitirán detectar los casos cuanto antes

Esta gran mejora podría suponer un avance importante en la lucha contra la erradicación de esta enfermedad en países pobres, que tienen sistemas sanitarios deficientes, con acceso limitado a atención médica y sin profesionales bien formados, como es el caso de África, zonas de Asia y Latinoamérica.

Acabar con la malaria está dentro de las prioridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero los expertos vierten solo se conseguirá si se hacen mejoras sobre lo expuesto anteriormente, así como reforzando las políticas de salud pública, garantizando la gratuidad de los servicios médicos y fortaleciendo los sistemas sanitarios de los países con más prevalencia a la enfermedad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD