Cada 17 segundos muere un paciente con COVID-19 en Europa

Europa suma el 28% de los casos mundiales de COVID-19 y el 26% de los fallecidos –un 18% más en las últimas dos semanas–, unas cifras que ponen a los servicios sanitarios en una situación extrema, con las UCI a casi plena capacidad.
Escrito por: Natalia Castejón

20/11/2020

Cada día 17”, un fallecido por COVID-19

Actualmente, cada día fallecen 4.500 personas en Europa como consecuencia del COVID-19, una cifra que ha aumentado un 18% en las dos últimas semanas, según Hans Kluge, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el continente. Esta situación ha llevado a que el sistema sanitario de muchos países de Europa esté colapsado y en una situación abrumadora.

Un ejemplo de ello es el estado de las UCI de países como Francia, que se encuentran al 95% de su capacidad durante 10 días, o Suiza, donde están completas. Y es que, por desgracia, las muertes van sucediéndose sin descanso, en la última semana se han registrado más de 29.000 nuevas muertes por COVID-19 en la región, lo que supone un fallecido cada 17 segundos.

A pesar de que las cifras son demoledoras, con más de 15,7 millones de casos y 355.000 muertes en Europa, es importante recalcar una buena noticia, y es que los nuevos casos semanales de infección con SARS-CoV-2 han disminuido de más de 2 millones de hace dos semanas a 1,8 millones de casos la semana pasada, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Ayudar a desahogar la presión de los centros sanitarios

Kluge ha expuesto que los profesionales de la salud y los trabajadores sociales son los más vulnerables en esta pandemia, pues están sometidos a una gran presión, por ello, insta a ser más responsables de cara al virus para la difícil temporada que se avecina en invierno. Para conseguirlo y apoyar a los sanitarios, reduciendo su nivel de trabajo, el experto recomienda usar mascarillas, pues expone que si el 95% de la población la usase no se necesitarían medidas de confinamiento, no obstante, su uso actualmente es del 60% o menos.

Kluge recomienda usar mascarilla para ayudar a reducir el número de contagios e indica que si el 95% de la población la usase no se necesitarían medidas de confinamiento

El experto de la OMS ha advertido que las vacunas no detendrán por completo al COVID-19, aunque suponen la mayor esperanza contra el virus. “En los últimos días, hemos recibido buenas noticias con dos vacunas particularmente prometedoras. Sin embargo, esta promesa nunca se hará realidad a menos que garanticemos que todos los países tienen acceso al mercado de vacunas, que se entreguen de manera equitativa, que se implementen de manera efectiva y que los países aborden las dudas de sus ciudadanos de vacunarse”, ha reiterado.

La vacuna de la gripe o el neumococo también podría ayudar a proteger a los grupos de mayor riesgo del COVID-19, como los mayores. En su comunicado, Kluge también ha hecho alusión a los test de antígenos, indicando que brindan una opción valiosa para cambiar el lugar de batalla de la pandemia de los hospitales a los hogares.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD