PUBLICIDAD

Habitaciones o baños pueden ser medios de transmisión del coronavirus

Los pacientes infectados con coronavirus infectan ampliamente los objetos y superficies que se encuentran a su alrededor, como habitaciones, inodoros o respiraderos, pero los desinfectantes matan el SARS-CoV-2.
Escrito por: Natalia Castejón

06/03/2020

Ilustración del coronavirus en el pomo de una puerta

El contacto con pequeños fluidos como la saliva de las personas infectadas por el nuevo coronavirus es el método de contagio más habitual por el que se contrae COVID-19. Sin embargo, también puede serlo tocar las superficies contaminadas por los pacientes, tal y como parece confirmar un reciente estudio realizado por miembros del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas de Singapur y los Laboratorios Nacionales DSO, que ha comprobado que los pacientes aislados infectados con SARS-CoV-2 contaminan ampliamente los objetos y superficies con los que están en contacto, desde inodoros al piso o los respiraderos del aire. Esto sugiere que la contaminación ambiental es un medio potencial de transmisión del coronavirus, lo que respalda la necesidad de una estricta adherencia a la higiene ambiental y de las manos.

No obstante, también han comprobado como las medidas de descontaminación actuales que suelen llevarse a cabo en estas salas, mediante el uso de desinfectantes de uso común, pueden ser suficientes para matar el coronavirus en las superficies contaminadas. 

La investigación, publicada en Journal of the American Medical Association (JAMA) se llevó a cabo con tres personas diagnosticadas con la enfermedad, tomando muestras de hasta 15 objetos y zonas de la habitación y el baño donde se encontraban en aislamiento. Fue en la estancia del paciente que tenía los síntomas más leves del coronavirus –solo tos– donde se tomaron las pruebas sin antes haber limpiado; en los otros dos casos –que tenían síntomas moderados, como tos y fiebre– se cogieron muestras después de la desinfección con productos de uso común, con el fin de conocer si este método de limpieza era eficaz.

13 superficies contaminadas por SARS-CoV-2 de un total de 15

Los resultados de las pruebas recogidas en cinco días durante dos semanas mostraron que, de las 15 zonas analizadas antes de la limpieza, 13 estaban contaminadas con el SARS-CoV-2, entre ellas una silla, una ventana, la barandilla de la cama, los interruptores de la luz, o el propio suelo. En el caso del baño se tomaron muestras de cinco zonas, y tres tenían el virus, como el lavabo, la taza del váter y el picaporte de la puerta, lo que sugiere que la eliminación viral en las heces podría ser una ruta potencial de transmisión de este nuevo coronavirus.

Una silla, los interruptores de la luz, la taza del váter o el lavabo fueron algunas de las zonas contaminadas con coronavirus por los pacientes en aislamiento

Por último, en el caso de las salidas de aire, también dieron positivo en las pruebas de esta habitación; todo esto sugiere que los flujos de aire podrían transportar las micropartículas de fluidos infectados y depositarse en los respiraderos.

En el caso de las estancias que habían sido limpiadas, con desinfectante –el suelo una vez al día, y las superficies dos veces al día–, no hubo ningún positivo en las muestras. Según los autores del trabajo esto podría confirmar que aunque los pacientes con coronavirus pueden contaminar ampliamente las zonas con las que están en contacto, la limpieza con desinfectantes de uso común puede eliminar el virus de manera eficaz, lo que respalda la importancia de mantener una buena higiene de manos y de las superficies compartidas, tanto en los hospitales y zonas de aislamiento como, por ejemplo, en el trabajo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD