PUBLICIDAD

Un nuevo fármaco contra el cáncer resulta eficaz en tumores agresivos

Un nuevo medicamento contra el cáncer que ya se está probando en pacientes, bloquea la citoquina LIF, que impide que el sistema inmune ataque las células cancerosas, y mejora la acción de la inmunoterapia en tumores agresivos.
Escrito por: Caridad Ruiz

13/06/2019

Concepto de cáncer

Investigadores del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) han desarrollado un nuevo fármaco –el MSC-1– que provoca el bloqueo de la citoquina LIF y que podría mejorar la eficacia de la inmunoterapia para el tratamiento de algunos tipos de cáncer, como los gliobastomas, el cáncer de páncreas, ovario, pulmón y próstata. El estudio se ha publicado en la revista Nature Communications.

En estudios anteriores, el equipo de científicos que ha realizado esta investigación –que ha sido dirigido por el doctor Joan Seoane, director del co-Programa de Investigación Preclínica y Traslacional de VHIO– relacionó la citoquina LIF con los procesos cancerígenos y encontraron que su bloqueo eliminaba las células madres tumorales, previniendo la metástasis.

El cáncer se aprovecha de la función de LIF en el sistema inmunitario

La citoquina LIF tiene un papel fundamental en el embarazo: proteger al embrión del sistema inmunitario de la madre. El feto tiene un 50% de genes paternos por lo que, en teoría, para el organismo materno se trata de un cuerpo extraño al que atacarían las defensas del sistema inmune, de no ser por LIF. Además, ayuda a la proliferación de células madre embrionarias y, por tanto, a que el embrión se desarrolle.

Los tumores que expresan elevados niveles de la citoquina LIF son los más agresivos y los que peor pronóstico tienen

Pero las células tumorales se aprovechan de estas peculiaridades y lo que hacen es segregar grandes cantidades de LIF, evitando con ello que el sistema inmunológico del enfermo las ataque. Y este es precisamente el nuevo avance del grupo de investigadores de VHIO: descubrir que algunos tumores expresan altos niveles de LIF, y que son los más agresivos y con peor pronóstico.

El proceso es el siguiente: la citoquina LIF desactiva un gen, el CXCL9 que actúa en el sistema de alarma, atrayendo las células T del sistema inmune. De esta forma, se impide que se pongan en marcha las células encargadas de luchar contra agentes externos o alteraciones de células sanas. Pero si se bloquea LIF el sistema inmunitario puede cumplir su función de lucha contra el tumor.

Combinar inmunoterapia con la inhibición de LIF frena el cáncer

Además, si la inhibición de LIF se combina con el fármaco de inmunoterapia anti-PD1 en experimentos con animales se ha observado que se detiene el crecimiento del tumor, e incluso que en algunos casos llega a desaparecer, creando lo que se conoce como memoria inmunológica, que consiste en que el sistema defensivo sabe que esas células cancerosas son agentes extraños y lucha contra ellas si la enfermedad recidiva.

Esta investigación ya se encuentra en fase de ensayo clínico, de forma que hay enfermos seleccionados por sus altos niveles de LIF que han recibido este tratamiento en el Valld`Hebron, en el Princess Margaret de Toronto (Canadá) y en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSKCC) de Nueva York (EE.UU.).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD