PUBLICIDAD

Tercera edad
Guía turístico tras la jubilación
Tienes tiempo libre, más de 60 años y eres un apasionado de tu localidad, ¿por qué no convertirte en el mejor guía turístico de la zona? Te contamos qué pasos tienes que dar para ejercer esta beneficiosa actividad.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Consejos para ejercer como guía turístico en la tercera edad

Una vez que tienes clara esta vocación tardía y has contactado con la entidad adecuada de tu región para empezar a ejercer como guía turístico en la tercera edad, y con tus funciones ya definidas, vamos a ver una serie de consejos e ideas que pueden serte de utilidad para exprimir al máximo esta nueva actividad en tu día a día y desempeñarla lo mejor posible:

  • Elabora un guión: aunque seguramente te salgan solas las explicaciones, no está de más que hagas un esquema de lo que vas a explicar para que no se te pase nada por alto. De esta forma también te será más sencillo ir viendo lo que le interesa más a los turistas y realizar mejoras.
  • Establece una ruta: tanto si vas a enseñar tu pueblo, como un museo o los establecimientos más típicos de la zona, es conveniente que elabores una ruta de los sitios a los que vais a acudir y las calles por las que vais a pasar para economizar el tiempo y el desgaste físico. Por tu cuenta puedes probar diferentes recorridos para ver cuál es más adecuado para un grupo de personas.
  • Calcula el tiempo: junto con el guión, establece el tiempo que le vas a dedicar a cada parte de la explicación, lo que se tarda de ir de un punto a otro y cuánto quieres que dure todo el recorrido. Es posible que haya variaciones de tiempo según el día y las circunstancias, pero te ayudará para no alargarte demasiado ni quedarte corto con las explicaciones.
  • Busca más información: seguro que eres un experto sobre la historia de tu pueblo, pero nunca está de más buscar información para completar tus explicaciones. Puedes acudir a la biblioteca, pedir guías en el ayuntamiento,  buscar en Internet o incluso hablar con vecinos de la zona para que te hablen sobre un punto más concreto que desconoces.
  • Pregunta a los turistas: cuando estés preparando tu guión, puedes intentar localizar a turistas para preguntarles qué es lo que más les gusta de la zona y qué le gustaría conocer mejor, ya que te darán pistas para esbozar una ruta interesante.
  • Pide feedback: a su vez, una vez que ya hayas comenzado a ejercer de guía, cuando acabes tus explicaciones, pregunta al grupo qué dudas les han surgido, si les hubiese gustado recibir más información sobre algo concreto o si les ha parecido prescindible o demasiada extensa alguna parada.

Actualizado: 29 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD