PUBLICIDAD

Tercera edad
Guía turístico tras la jubilación
Tienes tiempo libre, más de 60 años y eres un apasionado de tu localidad, ¿por qué no convertirte en el mejor guía turístico de la zona? Te contamos qué pasos tienes que dar para ejercer esta beneficiosa actividad.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Pasos a dar para empezar a ejercer voluntariamente como guía turístico

Cuando hablamos de ejercer como guía turístico, en primer lugar hay que diferenciar entre los guías que tienen unos estudios específicos y que realizan su trabajo de forma profesional, y las personas mayores que enseñan su localidad de forma voluntaria respetando a los primeros y evitando el intrusismo. Ambas figuras son complementarias y van a ofrecer al turista diferentes perspectivas de la ciudad.

En el caso de los mayores que quieren comenzar con esta actividad, lo más adecuado es que la ejerzan bajo las directrices de una entidad, como puede ser:

  • Asociaciones: tanto de personas mayores, como de pacientes, dirigida a jóvenes con riesgo de exclusión social, de género, etcétera, ya que muchas de ellas ofrecen como actividades de ocio a sus socios e integrantes, visitas guiadas y excursiones. Si perteneces a alguna, o tienes cierta afinidad con un tema en concreto, puedes ofrecerte como voluntario para realizar esta actividad, seguro que tu ayuda es bienvenida.
  • Parroquias: también es común que en las parroquias de barrio se ofrezcan actividades turísticas a niños, familias o personas mayores. Si eres afín a una religión o no te incomoda este ámbito, es otra opción para ofrecerte como guía.
  • Entidades de área social: dependientes del ayuntamiento o diputaciones, existen entidades del área social que por un lado ofrecen actividades de inclusión social, y por otro forman grupos para llevar a cabo actividades sociales. Un ejemplo es el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria de la Isla de Tenerife (IASS), dependiente del Cabildo de Tenerife, que a través de su Programa de Dinamización Sociocultural e Intervención Social Ansina ha puesto en marcha la actividad “Nuestros guías, los mayores”, formada por un grupo de voluntarios de la tercera edad que enseñan la isla a turistas e interesados de su edad.
  • Ser guía de forma independiente: no se plantea como la mejor opción, pero si tienes la capacidad de reunir un grupo de personas para enseñarles tu ciudad, un museo o plantearles una ruta gastronómica, también puedes hacerlo. Una forma de crear el grupo puede ser a través de Facebook, donde puedes explicar el servicio que ofreces y a quién va dirigido, o realizarte previamente una web específica para darte a conocer.

Una vez que tienes la vía para ejercer como guía, si dependes de alguna entidad, indica a la persona responsable cuál es tu punto fuerte, es decir, si sabes la historia completa de la ciudad, o siempre te ha gustado más el arte, o bien si lo tuyo es la enología. Si respetan tus preferencias, estarás más cómodo a la hora de realizar la actividad y te resultará aún más interesante.

Ideas y alternativas para mayores que ejercen como guía turístico

Si has decidido que quieres dedicar tu tiempo libre a ejercer una actividad turística en tu lugar de residencia, ten en cuenta que tienes diferentes alternativas, dependiendo de tus gustos y capacidad. Ofrecerte para hacerlo de forma voluntaria puede abrirte muchas puertas que quizás no habías contemplado:

  • Muestra los encantos de tu localidad: puedes ser el típico guía turístico que lleva al grupo a los edificios y zonas más populares de la zona, u ofrecer otras alternativas para que sean visitas únicas. Puedes esbozar rutas didácticas, como puede ser la que realizaba con frecuencia un personaje histórico de la zona, o visitando las casa más antiguas.
  • Una visita diferente a los museos: si lo que te gusta y dominas son los museos y exposiciones de tu ciudad, ofrécete como voluntario para mostrárselo a turistas o a tus propios vecinos. La pasión que le pondrás a la explicación hará que sea una visita totalmente diferente para los interesados.
  • Un recorrido por la naturaleza: si tu región destaca por la belleza de su naturaleza, tienes otra alternativa para ejercer de guía. Cada vez son más los grupos de senderismo para mayores que visitan diferentes zonas con las características adecuadas a su capacidad física.
  • Presenta vuestra gastronomía: las rutas gastronómicas son muy demandadas y es que, ¿a quién no le gusta comer bien? Seguro que tu región destaca por una receta típica,  por una producción de un vino o por la calidad de los platos de sus restaurantes. Sea cuál sea, a quién se la enseñes te lo va a agradecer con la boca llena.

Actualizado: 29 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD