PUBLICIDAD

Cómo hablar con tu hija de su primera menstruación
Abordar el tema de la menstruación sigue inquietando a algunos padres y madres, que se preguntan cuándo y cómo hablar con sus hijas sobre su primera regla. Conoce las recomendaciones de expertas en sexualidad.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Cómo abordar el tema de la primera menstruación con las niñas

La pobre educación sexual recibida, junto a la enorme cantidad de mitos y tabúes que giran en torno a la sexualidad, son los principales retos a los que se enfrentan aún muchas familias. Nos da vergüenza abordar según qué temas con nuestros hijos, y también nos preocupa cómo hacerlo y qué necesitan saber.

Laura Cruz, psicóloga y sexóloga y colaboradora del portal de recursos educativos 'The porn conversation', opina que la educación sexual, así como el abordaje de cuestiones como la menstruación debe hacerse con total naturalidad y espontaneidad. “No hace falta sentar a nuestras hijas e hijos para hablarles específicamente de ello como si se tratase de una “charla”, pues eso reviste una especie de seriedad que puede transmitir miedos o temores innecesarios”, afirma.

La educación sexual, así como el abordaje de cuestiones como la menstruación, debe hacerse con total naturalidad y espontaneidad

Según la experta, lo ideal es aprovechar los momentos cotidianos para abordar el tema. “Son muchas las ocasiones que se pueden utilizar para hablar sobre ello, sólo tenemos que estar pendientes de las oportunidades que se nos presenten. Desde un comentario de alguien sobre la regla y las mujeres, hasta viendo en la televisión anuncios sobre productos específicos, tales como compresas, tampones, o demás”, declara.

Chica con su primera menstruación

También considera que esas oportunidades nos pueden servir para reflexionar sobre lo que nos transmite la publicidad sobre la menstruación, de modo que se intente evitar la interiorización de aspectos negativos y falsos. “Estamos tiranizadas por un mercado que podríamos llamar “pureza gino-genital”, que nos lleva a sentir vergüenza de algo tan natural como es la menstruación”, lamenta.

Explicar la variación del ciclo menstrual

Importa también conocer otros aspectos relacionados con la menstruación como la duración. Laura Cruz considera que es necesario explicar que hay una gran diversidad en los ciclos de cada mujer: “Aunque a veces llamamos a la regla 'periodo' en referencia a su periodicidad mensual, lo cierto es que hay una gran variedad. Los hay cortos, largos y mixtos. Y es básico que las niñas sepan que esto es así, que somos diversas, y que si no tenemos los ciclos de 21-7, no significa que seamos irregulares. Hay una presión normativa o normalizante y las explicaciones acaban convirtiéndose en regulaciones; en reglas”.

Arola Poch, psicóloga y sexóloga, autora de Las cosas claras (Plataforma Actual, 2019), añade que las palabras también son importantes. “Debemos tratar el tema de manera clara y positiva. La menstruación ha estado rodeada tradicionalmente de un cierto tabú y negatividad. Cuántas veces se refiere a ella con eufemismos del tipo "mi amiga la de rojo" o "tiene visita", o se usan incluso expresiones negativas como "está mala". Hay que quitarle ese halo de negatividad porque la menstruación es, precisamente, un signo de salud. Decir las cosas por su nombre y tratarlo como una situación más y normal de la vida de las mujeres”, explica.

Actualizado: 3 de Junio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD